El viceministro de Salud remarcó que el sistema de fases contempla la posibilidad de reducir la presencialidad en las escuelas si se da una mayor circulación comunitaria del virus.

Con la llegada de la segunda ola de coronavirus y el análisis que se realiza desde los gobiernos nacional y provincial con expertos de cara a establecer nuevas medidas restrictivas, el viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, recordó que en el sistema de fases diseñado por el distrito «está contemplado reducir la presencialidad en las escuelas si hay mucha circulación viral».

En diálogo con Radio La Red, el funcionario explicó que, en el marco de un sistema bimodal de presencialidad y virtualidad, «se puede, en caso de mayor circulación viral, aumentar la carga virtual, reduciendo la presencialidad».

Hasta el momento, y desde que se comenzó a observar el repunte en la cantidad de contagios, tanto el Gobierno nacional como el de la Ciudad de Buenos Aires señalaron la necesidad de garantizar la presencialidad en las escuelas, luego de un año en el que los chicos no asistieron a las aulas. De hecho, en las últimas semanas, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, remarcó que, respetando los protocolos, no había motivo para suspender las clases presenciales. «No hemos visto brotes en las escuelas, pero los docentes y estudiantes se contagian de la misma forma que su comunidad», agregó.

Por otro lado, el funcionario destacó el nivel de acatamiento de las medidas adoptadas por Nación, pero señaló que no se puede saber «si con esto es suficiente». «Venimos a una velocidad de crecimiento muy rápida. Encontramos las variantes de Manaos y Gran Bretaña en la Provincia», alertó Kreplak.

«Lo que más priorizamos es la vida. Nadie tiene derecho en poner en riesgo la salud de los demás», subrayó.

Fuente: filo.news

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.