Entrevistamos a las Licenciadas Gabriela Cecchini y Sonia Balcarce de la Asociación de Profesionales «Intervenciones psicopedagógicas en contextos de encierro», para conocer más sobre la importancia del rol de la psicopedagogía en las unidades penitenciarias.

—¿En qué consiste esta nueva propuesta?

Gabriela: Yo actualmente continúo trabajando en el rol de psicopedagogía en contexto de encierro en un equipo de trabajo de educación, a raíz de esta necesidad, de poder seguir trabajando con los internos y las internas, nosotras nos unimos a este equipo de profesionales y colegas para poder trabajar en la educación de los internos y las internas a partir de un trabajo intra y extramuros, es decir, dentro de lo que sería el servicio penitenciario y en centros de menores y luego en la inserción a través de diferentes dispositivos.

Somos un grupo de psicopedagogas y consideramos que es fundamental en nuestro rol dentro del servicio penitenciario, pero no dejamos de lado que es un trabajo interdisciplinario y que tiene que ver con el área de salud, ya que el equipo de educación tiene un tope en donde llega a trabajar dentro del servicio, pero después se pierde todo cuando el interno ya sale en libertad condicional o en libertad definitiva. Por eso vemos este estado de emergencia, sobretodo con los problemas de adicciones.

—¿Cómo se involucran desde Necochea a trabajar en este proyecto?

Sonia: Nosotros tenemos un equipo que se llama EPAN, es un equipo que está formado por psicopedagogas, en la cual hemos venido trabajando desde la prevención desde distintas charlas y hemos tenido el honor de poder traerlo a Francisco Scarfó, un docente de alta carrera en contexto de encierro y a partir de él hemos ido abriendo también esta idea de prevención desde Necochea porque al no tener penitenciaria nosotros trabajamos desde otra línea que es la prevención. Y así formamos con Mar del Plata, a través de charlas y trabajos de investigación,  este equipo llamado IPSE.

—¿Cómo hacen el acompañamiento a quienes se encuentran en situación de encierro desde la cuestión de la salud?

Sonia: Desde la salud mental viene la prevención, por ejemplo, pensando cómo lo vamos a incorporar laboralmente haciéndole un test de orientación vocacional previo, porque a veces uno tiene una formación  desde la  formación profesional, pero quizá ese taller no era para su área. Justamente ahora estamos preparando acciones de prevención, vamos a alargar dos acciones muy importantes que es el tema de las adicciones, para trabajar las adicciones desde distintas miradas, desde  lo social y lo familiar.

—¿Cómo los han recibido desde las instituciones?

Gabriela:  Muy bien, la verdad que nosotras hace aproximadamente un año que venimos con este proyecto de investigación, nos hemos presentado a las diferentes instituciones del servicio penitenciario, estuvimos con el jefe del complejo de Batán en una reunión, también con el jefe del Centro de Menores y todo el equipo interdisciplinario que trabaja allí. Obviamente son dos instituciones que  trabajan de forma diferente, pero la apertura hacia esta propuesta fue muy buena. Propusimos un taller de rehabilitación cognitiva y estamos a la espera, por este problema de la pandemia y por una cuestión de aislamiento de los pabellones. Y después nos vinculamos con diferentes referentes de la ciudad de Mar del Plata, con diferentes referentes políticos, estuvimos en el municipio de Necochea, nuestra idea es llegar al ejecutivo para para poder crear este dispositivo de inserción.

—¿Cómo piensan que esto va a evolucionar en otras unidades de la provincia?

Sonia: El grupo de investigación IPSE se crea con esa mirada,  informándonos y comunicándonos con otras penitenciarías. El rol del psicopedagogo no está instalado en la penitenciaría y yo siempre digo que es un rol muy importante, porque trabaja la matriz de aprendizaje, trabaja la parte cognitiva donde uno puede reeducar ciertas acciones y puede llegar a aportar, siempre con el acompañamiento de los otros profesionales. Seríamos como una herramienta más para poder complementar y que en todas las penitenciarías del país puedan tener psicopedagogos. También se puede trabajar mucho desde adentro, que es nuestro principal objetivo, poder trabajar desde la penitenciaría con la parte cognitiva.

—¿Tienen algún resultado obtenido o tienes pautas a lograr?

Sonia: La predisposición de parte de las instituciones donde nos hemos presentado demuestra que es el momento, porque nos han recibido muy bien. Yo pienso que hoy la  sociedad está cambiando su visión y es el momento donde todos podemos, desde nuestro lugarcito, aportar para que algunas cosas en la sociedad se cambien.

Un comentario en «El valor de la psicopedagogía en contextos de encierro: “Es un rol muy importante, porque trabaja la matriz del aprendizaje”»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.