Por Lic. María Claudia Armesto

Nuestro trabajo se encuadra en un Proyecto Educativo: Estrechando Lazos, Sembrando Valores en el cual se rescata el legado humanitario del autor de “El Principito”, Antoine de Saint-Exupéry, desde 2017 a la fecha. En la actualidad hemos sumado 318 escuelas de 12 países, siendo un proyecto independiente, mediante el cual intercambiamos cartas humanitarias, semillas para reforestar, enseñando a generar los propios alimentos y frases en valores. Estas tareas eran desempeñadas por la Aeroposta Argentina uniendo pueblos y culturas, la cual surge por un empresario francés visionario llamado Pierre G. Latécoère.

Al respecto, es menester destacar que la puesta en valor de la Aeroposta Argentina se realiza en colaboración con el Raid Latécoère Aéropostale, una organización no gubernamental sin fines de lucro que recorre la ruta aeropostal que trazara el aviador y héroe francés Antoine de Saint-Exupéry junto a otros pioneros franceses de la talla de Jean Mermoz, Henri Guillaumet y otros pilotos argentinos como Vicente Almandos Almonacid, Luro Cambaceres, Próspero y Vito Palazzo, éste último residiendo en nuestra ciudad hasta su partida.

La Aeroposta fue creada en 1927 y la línea de la Patagonia se extendía desde General Pacheco, hoy El Talar, Provincia de Buenos Aires hasta Comodoro Rivadavia en un primer tramo, luego hasta Río Gallegos. En ese recorrido, el autor del Principito, Antoine de Saint-Exupéry, en calidad de Director de la Compañía Aeropostal francesa con sede en Buenos Aires, desempeñando ese cargo desde el 12 de octubre de 1929 hasta el 31 de enero de 1931; quien entiende necesaria la creación de una Aeroposta de verano, conforme a la importante cantidad de correspondencia y pasajeros que la ciudad recibía en la temporada estival. Al mismo tiempo, existía una necesidad de comunicar a los inmigrantes con sus familias en Europa mediante un correo aéreo postal, de allí el nombre “Aeroposta”, y nuestra ciudad como sabemos ha sido poblada por gran cantidad de inmigrantes españoles, italianos, franceses, rusos, alemanes y polacos que habían llegado a nuestra ciudad buscando como decían nuestros abuelos “Hacer la América”. De este modo, el avión y el correo logró unir estos hijos del Viejo Continente Europeo con esta América pujante que era tierra fértil para sus sucesores.

El 2 de enero de 1930 conforme a la Resolución 90 CI de la Dirección Nacional de Correosy Telégrafos, conforme al Expediente 16.003, ambos firmados por el Sr. Director General de Correos y Telégrafos Sr. Natalio R. Firpo, en Buenos Aires se crea la Aeroposta de Verano Mar del Plata, siendo los trayectos: Buenos Aires – Mar del Plata con salida a las 6 horas y llegada a las 8; regreso programado a las 15 y llegada a Buenos Aires a las 17 horas.

Fotografía de Saint-Exupéry, el autor de El Principito recibiendo piezas postales en su tarea de aviador postal y Director General de la Compañía Latécoère Aéropostale entre el 12 de octubre de 1929 al 31 de enero de 1931.

El primer vuelo se concreta con la figura célebre del aviador Antoine de Saint-Exupéry como piloto de un Laté 25 cargando 77 piezas de correspondencia que despega 6.10 del Aeródromo de General Pacheco, El Talar actualmente y arriba a la ciudad de Mar del Plata exactamente a las 8.15 horas, junto a Saint-Ex como lo llamamos viajó el aviador Luro Cambaceres.

Mientras que desde el aeródromo de Buenos Aires despegó diez minutos después el célebre aviador francés Jean Mermoz, conocido por sus hazañas aeronáuticas al cruzar el océano Atlántico con hidroavión. Junto a Mermoz viajaban pasajeros entre ellos, uno de los dueños de la Compañía Aeropostal el Señor Marcel Bouilloux Laffont, autoridades aeronáuticas coronel Jorge Crespo, Salvador Bavastro, y autoridades de Correos y Telégrafos de la Nación Argentina señores Firpo y Enrruela. Esos dos aviones fueron escoltados por otros dos de Aviación Civil donde volaron hacia La Feliz, los pilotos José Ignacio Cigorraga; Juan Carrizo; Mayor Eduardo Olivero y el Señor Antonio Recalde.

Al llegar la alegría fue inmensa, muchas familias tradicionales de Mar del Plata y de los campos de Monsalvo, hoy Maipú, Pinamar y Madariaga estaban al encuentro de estos grandes que comunicaban los pueblos, las ramas con las raíces familiares del gran árbol, mediante cartas. Sin duda alguna, un modo de acortar las distancias entre esas familias pioneras que tanto extrañaban a sus tierras de origen. Entre esos apellidos ilustres nos encontramos con los Luro Pueyrredón, Alzaga, Unzué, Monsalvo, Aristizábaly Camet. Esta última familia mantenía amistad con el aviador Jean Mermoz, pues Francisco Camet había estudiado su secundario en Francia con ese aviador y ambos gustaban del golf y esgrima, motivo por el cual también en enero de 1930 son invitados Saint-Exupéry y Mermoz a la inauguración de la bellísima casa de Camet, hoy Parque Camet de Mar del Plata.

En el caso de Guillaumet y Saint-Exupéry fueron huéspedes del Hotel Majestic tanto en Buenos Aires como en Mar del Plata, en este último caso dicho hotel es Patrimonio Histórico Cultural del Municipio de General Pueyrredóny allí funciona la Escuela de Arte de Mar del Plata.

Los aviadores recorrieron las dos sedes de correos en Mar del Plata, la situada en Luro al 2400 y la Sucursal 1, ubicada por aquellos años en Luro y Misiones.

Luego almorzaron en el Salón comedor del legendario y bellísimo Hotel Bristol de Mar del Plata y nombraron como piloto a cargo de esta línea, Mar del Plata – Buenos Aires a Domingo Irigoyen, quien más tarde sería el aviador con más horas de vuelo en 1933 sobre territorio argentino.

Al partir, cargaron el Laté 25 con 121 piezas de correspondencia y volvieron estos pasajeros a la ciudad de Buenos Aires, dejando inaugurada la línea entre ambas ciudades que operaba entre los meses de diciembre a marzo, la misma tuvo vigencia hasta 1931.

Piloto encargado de la Línea Mar del Plata-Buenos Aires. Sr. Domingo Irigoyen.

Es menester que la población de Mar del Plata conozca esta parte de la historia, pues por aquellos años el autor del “Pequeño Príncipe”, estaba escribiendo la obra “Vuelo Nocturno” que le valió premios internacionales en literatura; la misma es un conjunto de relatos basados en sus viajes por el territorio argentino y su pluma se deslizaba en las largas noches de café y desvelo en el departamento 605, de la Galería Güemes, Florida 165, de la ciudad de Buenos Aires donde hoy tiene un pequeño espacio de memoria.

En efecto, el aviador, escritor y héroe francés, creó la Aeroposta de Verano Mar del Plata durante su gestión como Director General de la Compañía Aeropostal en Argentina; no sólo le debemos su obra maestra y sus otras 13 obras literarias como legado, sino nuestro correo aéreo postal por aquellos tiempos. Es necesario que el legado y la historia continúen, que la ciudad de Mar del Plata, Partido de General Pueyrredón, hoy en el año 2021 conozca parte de esta historia, es por ello que la compartimos. Junto a los documentos de la Dirección General de Correos y Telégrafos, sobres y sellos postales, que acreditan la información compartida, pues se entiende que participar, pertenecer y compartir son los verbos concretos que otorgan cimiento sólido para la educación en valores y la preservación de la cultura e historia marplatense.

De acuerdo a lo anterior, y a los fines de brindar más material e información, dado que se cumplen próximamente 121 años del nacimiento de Saint-Exupéry, el sábado 3 de julio a las 19 horas vía Zoom, realizaremos una ponencia para conocer y co-construir esta historia de valor para Mar del Plata y la zona de la costa atlántica bonaerense.

ZOOM
ID: 718 4614 1666
Contraseña: 29062021

*Coordinación General Proyecto Educativo: Estrechando Lazos, Sembrando Valores. Escritora especializada en la obras de Antoine de Saint-Exupéry.

2 comentarios en «El día que Antoine de Saint-Exupéry estuvo en Mar del Plata»
  1. muy interesante información de estos hechos históricos que se desarrollaron en la costa atlántica patagonica, lamentablemente poco difundida.gracias por recuperar estos hechos heroicos de personas pioneras y valientes que recorrieron nuestro país

  2. Rescatando la historia de la aviación en nuestro país. Poniendo en valores los hombres que trazaron las primeras aeropostal. Extraordinaria ponencia de la Lic. María Claudia Armesto, que le pone pasión a su enorme trabajo.

Comentarios