En Trama Educativa Radio conversamos con Laura D’Inca y Mercedes Cipolletti, docentes del Colegio San Francisco. Nos contaron sobre sus experiencias en el marco del Plan FinEs en la institución, el proyecto de educación secundaria en esa escuela y los valores del colegio gestados a partir de una ONG sin fines de lucro.

– ¿Cuál es la experiencia en el Plan Fines?
LD: El proyecto de llevar el Plan Fines al Colegio San Francisco fue una casualidad no tan casual. Una vez, charlando con Laura Cipolletti que es la directora de la escuela, le comenté de un post grado que hice y le conté sobre el proyecto. Ella me ofreció hacerlo en su institución y ahí empezamos a ver cómo implementarlo. Comenzamos a ponerlo en práctica en abril con cinco comisiones. Para la escuela fue una necesidad porque hay muchos padres que no han terminado la secundaria, ex alumnos del colegio que no han podido continuar y personal de la escuela que lo está cursando. Por supuesto que también es una apertura para que se conozca la escuela, cómo se trabaja ya que le hacemos un seguimiento muy especial a los alumnos. Básicamente queremos continuar lo que hacemos en la escuela primaria con los adultos.

Laura D’inca – Docente del Colegio San Francisco

– Es una herramienta también para la institución educativa.
-LD: Sí, porque la idea de la escuela es estar abierta a la comunidad, desde lo educativo y desde los social. Entonces es una gran herramienta.

– ¿El colegio actualmente no cuenta con nivel secundario?
-LD: Exacto. Por eso algunos no pudieron cursarlo. No obstante es un proyecto que tenemos.

– Desde el rol cómo docentes en la institución ¿Qué significa el Colegio San Francisco?
-MC: Como docente no puedo olvidar el acompañamiento en la lucha desde el inicio. Nació hace muchos años el colegio. Más allá de que hoy sea una institución privada, y que se cobra una cuota, es de gestión estatal. Recibe una parte de subvención pero no deja de ser una ONG sin fines de lucro. Ese es el espíritu del colegio que nos trajo hasta este momento. La acción que se hace en el aula diariamente es un acompañamiento con compromiso. Es lo mismo que queremos hacer con el proyecto para la educación secundaria, para que tenga una misma lógica para el estudiante sin importar la edad. Trabajar el contenido de una forma integral pensando en un acompañamiento continuo del estudiante, no solo desde lo pedagógico sino también desde lo social. Eso se nota. Yo estoy en muchos colegios y se ve la diferencia.

– ¿Cómo logran ese acompañamiento?
-MC: Lo primero es tener grupos reducidos. Te permite tener más tiempo con cada alumno. Después es en la forma que se llega al aprendizaje respetando los tiempos de cada estudiante. Es un proyecto en el que se ve la inclusión en el aula. Respetar los tiempos y las características individuales de cada uno te obliga, como docente, a diversificarte. Estamos continuamente buscando nuevas estrategias.

– ¿Cuántos alumnos tienen actualmente, tanto en la primaria como en el Plan Fines?
-MC: Aproximadamente en la institución primaria hay una matrícula de 85 estudiantes y el Plan Fines alrededor de 60.

– Es una población similar solo que el Plan Fines tiene menos docentes.
-LD: El Plan Fines tiene en cada comisión cinco docentes en el primer cuatrimestre y otros cinco en el segundo. Lo que ocurre es que en la primaria, además de la docente de grado, tienen algunos talleres que son a elección de los chicos. Nosotros, en el Plan Fines, ya está estipulado las materias que van a tener en los cuatrimestres de cada año. Además, contamos con una comisión especial en la que los docentes se designan desde la sede. Hay proyectos de inclusión. Es un aula diversa. Los docentes abocados a esa comisión tienen experiencia en trabajar en inclusión.
-MC: Yo estoy en la primaria y en el Plan Fines. Se trata de lograr una real articulación. Que el Colegio San Francisco tenga la misma lógica de aprendizaje. La idea de ver al estudiante desde un lugar integral y desde una lógica interdisciplinaria.

Mercedes Cipolletti – Docente del Colegio San Francisco

– ¿Nos pueden contar algo más sobre el proyecto de educación secundaria?
-MC: La idea es para el 2023. La lógica es similar al primario. Queremos tener una continuidad. Algo que es muy necesario para el barrio -San Salvador 9802, Barrio Don Emilio-, porque hay muy pocas instituciones secundarias cercanas, y también para que los chicos que terminan la primaria no tengan que buscar un cupo en una escuela secundaria.

– ¿Se van a abrir los seis cursos?
-MC: La idea es abrir primer año y que luego sea un crecimiento vegetativo.

– ¿En qué punto se encuentra el trámite de apertura?
-LD: Se iniciaron todos los trámites. No sabemos en qué punto está pero se iniciaron las tratativas para abrir el año que viene.

«Ser parte del Colegio San Francisco es ir a construir».

Laura D’inca – Docente

– Los padres de los alumnos ¿Se suman a la ONG o simplemente llevan a los chicos a la escuela?
-MC: Es diverso. Hay padres que se comprometen con la causa. Hay otros que solo llevan a los chicos al colegio. Y están los que miran con ganas pero no se anima.
-LD: También hay algunos que colaboran desde sus trabajos o con un montón de cosas y no son parte de la ONG. Hay un mix.

– ¿Cómo ven el futuro en relación a la institución?
-MC: Creo que todos los que trabajamos es porque estamos de acuerdo con el proyecto. Por lo cual el futuro que vemos es gigante. Las personas que no están a tono con la idea de la institución se terminan yendo. Quienes estamos allí nos ponemos la camiseta y trabajamos. No tenés la oportunidad de no trabajar. Te lleva a tener desafíos constantes.
-LD: Tenemos desafíos constantes y mucho aprendizaje. El trabajo en equipo es fundamental por las características de la escuela. Ser parte del Colegio San Francisco es ir a construir. Hay una gestión desde la Dirección de la escuela y desde la ONG pero siempre está la posibilidad de aportar.

Escuchá la entrevista completa:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.