Entrevistamos a Adriana Donzelli, Secretaria Adjunta de SADOP y Manuel Miguel, Secretario de Interior de SADOP Mar del Plata. en la columna a cargo de Leopoldo Pereyra.

—¿Cómo sería esa vuelta a la presencialidad?

Adriana: El criterio del regreso a la presencialidad tiene que ser exclusivamente en función del análisis sanitario, acá no cabe duda que sí bien el vínculo en lo presencial es irreemplazable la necesidad de priorizar el cuidado de la salud es lo que debemos hacer valer. En este sentido tenemos que ser muy respetuosos del análisis que hagan las autoridades sanitarias y a partir de ahí de la decisión que tome las autoridades de la provincia Buenos Aires en materia educativa.

Manuel: Provincia va a decidir en qué distrito se va a ser el regreso a clases presenciales ya que los docentes están trabajando de sus domicilios desde que empezó a la pandemia, se tuvieron que adaptar a esta esta situación de trabajo desde las casas. Eso influyó un poco en la situación de cada docente por eso no fue fácil el tema de pasar de la presencialidad al trabajo por la distancia y tampoco creo que sea fácil el regreso.

—¿Cuáles fueron los resultados de la encuesta nacional en cuanto a infraestructura?

Adriana: Se hizo una consulta con el objetivo de relevar las condiciones de trabajo en la virtualidad y también relevar las condiciones edilicias de las escuelas pensando en este retorno a la presencialidad en el momento que sea posible. Se han desprendido datos bastante interesantes para poder trabajar en mejorara estas condiciones, en principio saber que se han relevado 1.400 establecimientos en todo el país y se ha hecho a través de la consulta a los delegados y las delegadas.

Desde el punto de vista edilicio a veces hay un imaginario que nos lleva a pensar que en la escuela privada está todo resuelto y la verdad que si hay cuestiones para prestar. Por ejemplo, el 40% de los establecimientos no tienen la batería de baños adecuada para cumplir con seguridad las necesidades de toda la comunidad, el 25% no tiene la disponibilidad suficiente de agua potable para garantizar tanto el aseo, la higiene, como este el consumo que haga falta. El 35% tiene condiciones de limpieza deficitarias, es decir que debe mejorarse tanto la frecuencia como la profundidad de las tareas de limpieza, casi el 70% tiene la sala de aislamiento que el protocolo establece para los casos sospechosos de COVID que pudieran aparecer y el 43% no tiene las condiciones óptimas de ventilación, son datos realmente muy importantes.

—¿A nivel local estos indicadores son similares?

Adriana: En realidad Mar del Plata tiene un esquema de escuelas parecido a lo que son las localidades del Conurbano por el volumen de población y porque tenemos un abanico muy grande de tipos de escuelas. Es decir que en realidad si nosotros vamos hilando finito en localidades como Mar del Plata y el Conurbano estas deficiencias se acentúan, se hacen más marcadas porque tenemos algunas escuelas que están mucho mejor armadas en todo sentido pero la gran cantidad y variedad de escuelas hace que tengamos muchas otras que están en una situación mucho más precaria.

—¿De qué se trata la guía rápida basada en el semáforo del Consejo Federal de Educación?

Adriana: Lo que se hizo fue una especie de guía que está a disposición de todos los afiliados y afiliadas como material de consulta y que tiene que ver con que por ejemplo, se va a respetar para la presencialidad la excepción de aquellos trabajadores que por sus patologías no puedan asistir. La presencialidad no va a significar doble trabajo, ni el doble de la carga horaria, sino que se tendrá que organizar de manera que cumpliendo la carga horaria de cada docente, se pueda atender a todos los chicos. También habrá que adecuar los horarios cosas de que no no tengamos la lógica anterior de que entramos todos juntos y salimos todos juntos sino que sea con turnos, una serie de cuestiones que tienen que ver con cómo se reorganiza la actividad.

Manuel: Desde el SADOP se hizo una especie de guía para los delegados y para los docentes, teniendo en cuenta el plan provincial de retorno a clases presenciales, en donde se dan una especie de pautas a tener en cuenta para el regreso siempre en las condiciones necesarias para poder hacerlo. No es cuestión de volver a clases presenciales de cualquier manera, sino cumpliendo las pautas y los protocolos necesarios para estar seguros en clase, tanto los docentes, los trabajadores como los alumnos. Esa guía ya la estuvimos presentando a todos los docentes y a nuestros delegados para que la tengan en cuenta para el futuro retorno a clases presenciales.

Comentarios