Entrevistamos a Silvia Urdiroz, Secretaria General de UDOCBA, para conversar sobre las condiciones de infraestructura de las escuelas, la presencialidad y sus riesgos.

—¿A dónde remiten estas críticas y observaciones que hacen de la actual modalidad presencial en las escuelas?

Nosotros creemos como UDOCBA que la presencialidad es un riesgo más, porque más allá de que haya un protocolo de regreso seguro a clases, hay situaciones que no están contempladas. Por ejemplo, se volvió a una semi-presencialidad con no todas las situaciones de infraestructura como correspondía. Además, los grupos iban a estar divididos con una separación de dos metros entre cada uno y  no se está cumpliendo efectivamente en todos los lugares de la misma manera. Y por otro lado, tenemos problemas con los baños, donde a veces no existen todos los baños necesarios que nombra el protocolo.

Después tenemos problemas de agua potable en este distrito, en más de una escuela están mal sus perforaciones, hay napas que están contaminadas. Entonces el hecho de que se acerque agua potable a veces no es suficiente porque se necesita agua para lavarse las manos, para limpiar, es una situación la que produce la pandemia donde se necesita mucha agua.

— ¿Están evaluando algún tipo de medida desde el sindicato?

Nosotros hemos mandado una notificación a la directora general de escuelas, estamos esperando que las autoridades reflexionen sobre el caso y esperando a ver qué es lo que pasa con las medidas restrictivas que tienen que ver con el tema de la presencialidad. No queremos tener otra vez sacrificios en las escuelas, que esta situación no llegue a mayores. Pero bueno, por el momento estamos dialogando.

— ¿Cómo está la situación de las paritarias respecto de las condiciones de trabajo y los incrementos del salario propuestos por el gobierno?

Nosotros creemos que el tema del salario no es un tema de partidos, sino que es un tema gremial y por lo tanto si es así debe ser defendido dentro de lo que dice la ley. Nosotros defendemos lo que dice el estatuto del docente que en su artículo 31 especifica cómo tiene que ser pagados los sueldos docentes. Dentro de este artículo no hay ninguna cláusula que agregue otras condiciones que no sea el salario en blanco.

Por lo tanto no aceptamos las sumas en negro y no aceptamos aquellas sumas que hacen que se achate la pirámide salarial. Esta acta que nosotros no firmamos achata la pirámide salarial, no llega  100%  a los jubilados de la misma manera, porque en esta situación salarial no todos los cargos están contemplados de la misma manera.

— ¿Qué evaluación hacés del dictado de clases semi-presencial que se está dando hasta el momento?

Realmente está muy complicado, hoy tenemos alrededor de  50 burbujas suspendidas en Mar del Plata por casos sospechosos, confirmados, por contactos estrechos. Esta semi presencialidad realmente no significa una continuidad pedagógica, distinto sería si realmente todos los docentes tuviéramos la posibilidad de tener los medios electrónicos necesarios para poder trabajar y todas las familias tuvieran esos medios para no perderse las clases.

Esto de tener una burbuja cada semana se está volviendo muy difícil. Si bien es real que necesitamos el contacto humano, en esta situación no se está cumpliendo realmente con los objetivos que tienen que ver con la continuidad pedagógica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.