En Trama Educativa Radio, entrevistamos a Sebastián Puglisi, Secretario de Educación del Municipio de Gral. Pueyrredon.

—¿Cómo te imaginás el 2021?

Tengo unas ganas de imaginármelo como el 2019, con la presencialidad, con todos los chicos adentro, pero todo parece indicar que comenzaríamos como estamos terminando este año, con una semi presencialidad. Hace unos días del Ministerio de Educación Nacional me decían que vamos hacia la semi presencialidad, es decir a grupos de dos días o tres días, intercambiando. No va a ser fácil el año que viene porque hay que poner al día a muchos chicos que no tuvieron la oportunidad de aprender todo lo que había que aprender este año, porque los docentes van a tener que trabajar en conjunto por esta cuestión de la unidad pedagógica, porque los docentes del secundario van a tener que trabajar mancomunadamente. Si hay una una cosa buena que nos deja la pandemia es este reconvertirnos, es este volver a pensar nuestro sistema educativo. Me gustaría creer que vamos hacia la mejora del sistema, pero la verdad lo que pretendo es que rápidamente aparezca la vacuna y resolvamos esta cuestión.

—En la última sesión del consejo hubo algunos planteos que cuestionaban ciertos recortes presupuestarios en el área de educación. ¿Tenés algo para comentar?

Esto sucede porque en realidad están tomando un índice inflacionario y dicen bueno, si proyectamos ese índice con el incremento que vos tuviste, estás un porcentaje abajo. En realidad con respecto al año pasado estamos 20% arriba del presupuesto, es más importante que el año pasado la inversión. Insisto en que nada alcanza, pero tuvo un último retoque el presupuesto de educación en el área de educación no formal y ahí se incrementó la partida para el Programa Educativo Barrial, sobre todo para vincularlo con talleres que tengan que ver con salida laboral.

—¿Se sigue avanzando en el tema del convenio tripartito?

Si, ya está el acuerdo con provincia y con nación, todavía no está el monto definitivo pero todo parece indicar que provincia lo va a imputar y lo va a devengar en lo que queda de este año, mientras que nación lo va a imputar al 2020 pero lo va a devengar en 2021 porque ya tenía las partidas agotadas. La verdad que es un avance importante por el cual venimos trabajando durante todo el año con distintas interrupciones, primero la pandemia, después había otras cuestiones en el medio. Pero lo que la provincia Buenos Aires nos pidió es tiempo porque hizo un corte al 30 de octubre y después de esa fecha tuvimos que enviar toda la documentación para ver cuál era la diferencia entre lo que aporta el municipio y aporta la DIEGEP por subvenciones para ver cuál iba a ser el subsidio.

—Hace un mes se puso en funcionamiento la comisión de seguimiento del fondo de financiamiento educativo. ¿Cómo ves su funcionamiento y qué perspectiva le ves a su vinculación con el ejecutivo?

Nos alegró como como ejecutivo que nos podamos reunir con la gente de la Dirección General de Cultura y Educación, con los sindicatos, con las distintas organizaciones gremiales, porque está bien que expliquemos en qué utilizamos el fondo. Nosotros tenemos una particularidad como ciudad grande que somos y con semejante sistema educativo que tenemos, que es que necesitamos parte de ese fondo para sostener nuestro sistema, pero eso no lo inventamos nosotros, eso lo dice la ley de presupuesto de la provincia de Buenos Aires.

La ley de presupuesto vigente dice que aquellos municipios que tienen sistema educativo propio, pueden valerse de fondos que vienen del fondo de financiamiento educativo para no desfinanciar su sistema. Y ante un convenio con nación, provincia y municipio demorado en el tiempo a raíz de la pandemia, buena parte de ese fondo se utilizó para el sostenimiento del sistema educativo municipal, para las obras de infraestructura y una parte también se destinó a hacer algunas compras para escuelas provinciales.

—¿En qué orden de prioridades quedó el proyecto de Marielena Romero de hacer un ente antártico de la secretaría

No es el momento todavía, para nosotros es una aspiración a mediano plazo. La secretaria tiene necesidades propias que a veces no son los de la administración y lo digo con ejemplos cotidianos, se rompe un vidrio y necesito cambiarlo en el momento en que se rompe, no puedo esperar cinco días. Entonces digo, hay cuestiones que tienen que ver con el operativo que se resuelven mucho más rápido teniendo autonomía, no es el momento todavía, no están dadas las condiciones, pero me parece que de a poco vamos recorriendo un camino para llegar a eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.