Santa CeciliaPor: Melanie Mandagarán, Profesora en Historia.

Emplazado en la calle Córdoba 1338, entre 9 de julio y 3 de febrero, el Instituto Santa Cecilia es uno de los colegios más antiguos de Mar del Plata con una historia fuertemente vinculada a la fundación de nuestra ciudad. Esto se debe a su estrecha relación con la Capilla Santa Cecilia, que se encuentra ubicada a pocos metros de la escuela y es una de las primeras construcciones sólidas de nuestra localidad.

Instituto Santa Cecilia

El santuario religioso fue creado por Patricio Peralta Ramos, fundador de la comuna, para su esposa Cecilia Robles, quien había fallecido mientras daba a luz a uno de sus hijos. En memoria de su amada, Peralta Ramos emprendió la construcción de la capilla que data de 1873, aunque hay indicios que señalan que la obra se inició algunos años antes, siendo el responsable de la misma el arquitecto suizo Francisco Beltrami.

No obstante, aquella capilla rústica construida a base de piedra, cal y con los resabios de un viejo barco inglés que se hundió en una playa cercana, dista mucho de la que conocemos en la actualidad, puesto que Eduardo, uno de los hijos de Patricio Peralta Ramos, se encargó de embellecerla al aplicarle ciertos objetos de lujo como finas pinturas y adornos de mármol, para poner al templo a la altura del balneario de elite que se estaba construyendo a su alrededor.

A pesar de los cambios efectuados en su interior, el exterior de la misma sufrió muy pocas modificaciones y durante mucho tiempo, el santuario convivió en soledad con el paisaje cambiante de aquella incipiente ciudad. Fue, precisamente, esa soledad y el hecho de estar construida sobre una loma lo que permitió que se transformara en una referencia para los pescadores de finales del siglo XIX y principios del XX, como advertencia de que la tierra estaba cerca. Esta función de faro llevó a otorgarle a la zona la denominación de Punta Iglesia habida cuenta que desde el mar los navegantes podían observar la cúspide de la capilla.

Instituto Santa Cecilia

A principios del siglo XX, más específicamente en 1901, se estableció el Colegio en los alrededores de la capilla y adoptaría el mismo nombre que ella. La encargada de administrar el establecimiento y de llevar adelante las tareas de enseñanza fue la congregación de las Hermanas del Huerto, un grupo de religiosas con una larga historia en la ciudad y que en la actualidad siguen teniendo la labor de custodiar tanto la institución educativa como el santuario.

Así, el colegio de la Loma fue uno de los primeros centros de enseñanza de la localidad y desde su fundación fue exclusivo para mujeres, e incluso llegó a tener un sistema de pupilaje. El Jardín de Infantes fue el primer nivel que pasó a ser mixto, pero una vez que concluian esa etapa, los varones debían buscar otro centro educativo y solían concurrir al Instituto Peralta Ramos, establecimiento que era dirigido por los Hermanos Maristas, mientras las estudiantes mujeres seguían sus estudios primarios en el Santa Cecilia. Hubo que esperar hasta los años noventa del pasado siglo XX para que el colegio incorporara a estudiantes varones a sus tres niveles: Inicial, Primario y Secundario.

Instituto Santa Cecilia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.