En Trama Educativa Radio dialogamos con Ana Clara Cardozo, directora de la Escuela Oral Mar del Plata. Nos contó sobre la propuesta institucional, los proyectos vigentes y las capacitaciones en lengua de señas.

– ¿En qué consiste la Escuela Oral Mar del Plata?

La Escuela Oral es una institución de educación especial pública de gestión privada. Trabajamos con niños con hipoacusia y con trastornos del lenguaje. Siempre tuvimos como objetivo principal el desarrollo del lenguaje a partir de la audición en el caso de los chicos con hipoacusia. Y de estimular la oralidad e ir modelándola para quienes tienen trastornos del lenguaje.

– ¿A partir de qué edad pueden acceder?

Trabajamos desde nivel inicial hasta el secundario. Hay chicos que van todos los días a la sede y otros que reciben apoyo pedagógico porque concurren a otras escuelas y nosotros hacemos las propuestas de inclusión. Recibimos chicos desde los tres años, para estimulación temprana auditiva, hasta el nivel secundario.

– ¿Requiere un trabajo más personalizado?

En la Escuela Oral la característica principal es que cada docente tiene muy pocos alumnos a cargo. No superan los siete estudiantes por grupo. La idea es que sea personalizado. Entonces las planificaciones, si bien siguen el diseño curricular, tienen que ser personal en cuento al lenguaje a enseñar. Un chico sordo no aprende el lenguaje como lo hacemos nosotros. Lo que tenemos que hacer es enseñarles palabra por palabra del vocabulario que se esté trabajando. A partir de la enseñanza de palabras se da después la enseñanza de distintas estructuras del lenguaje. Y así es el desarrollo de las docentes en el aula.

Escuela Oral

Contactate a través de:

Instagram: Escuela Oral

Facebook: Escuela Oral Mar del Plata

Whatsapp: 223-5376599

Sede: Dean Funes 2078, Mar del Plata

– Aproximadamente ¿Cuántas docentes hay en la institución?

Actualmente tenemos seis docentes. Somos pocas en la escuela pero estamos especializadas en el trabajo del  lenguaje. Además tenemos la mirada para saber si el chico entiende o no. La característica del chico sordo es que es muy difícil saber cuándo está entendiendo. Uno se enfrenta todos los días a un montón de palabras que los chicos no conocen. Encima nuestro lenguaje es súper amplio y salen conceptos nuevos todos los días. Es muy difícil abarcar todo. Es un trabajo muy específico.

– ¿Los alumnos pueden ingresar a cualquier edad a la Escuela Oral?

El ingreso puede ser en cualquier momento del año. Cualquiera puede ingresar, esté oralizado o no. Tenemos como objetivo que desarrolle el lenguaje lo más que se pueda. Para el desarrollo del lenguaje hay edades que son significativas. No es lo mismo quien ingresa a los tres años de edad, el cual tendrá un mejor crecimiento, que un chico que ingrese a los diez, porque el lenguaje que va a desarrollar será mínimo. En definitiva pueden ingresar sin importar la edad. Por eso nos estamos preparando en lengua de señas para, en un futuro, poder brindar las dos modalidades.

– ¿En qué consiste el proyecto de lengua de señas?

Es algo nuevo. Estamos muy contentos. Escuela Oral se caracteriza por el desarrollo del lenguaje oral. Hay muchas personas con hipoacusia que no han desarrollado la oralidad por diversos motivos. Entonces desarrollan lengua de señas. Quienes están en nuestra escuela, todos han avanzado en lenguaje oral. Nos ocurrió el año pasado que un chico de 16 años, que vino de Buenos Aires y estaba buscando colegio, no estaba oralizado. Desde su lenguaje de señas no se pudo comunicar con ninguno de nuestros alumnos ni con nosotras. Nos quedamos shoqueados. Entonces surgió la duda de que nuestros alumnos cuando salían de la escuela se manejaban con lenguaje oral con cualquier persona pero no se podían comunicar con su propia comunidad de chicos sordos porque no sabían lengua de señas. Previa reunión con los papás, a partir de este año empezamos a dar un curso específico de lengua de señas para nuestros alumnos. Lo da una profesora sorda. Y no nos quedamos ahí. Decidimos brindar estos cursos al público en general.

– Hasta el año pasado había discontinuidad en la presencialidad y se dieron clases virtuales. ¿Cómo transitaron ese periodo?

Durante el 2020 fue todo virtual. El año pasado, desde el inicio, tuvimos presencialidad plena todos los días. La única diferencia es que ingresaban en horarios alternados. Como eran treinta alumnos en total no era difícil mantener las presencialidad con protocolos. Para quienes les costó volver hicimos un sistema de clases mixtas. es decir el chico que no iba a la escuela seguía la clase por Zoom en el mismo momento. 

– ¿Qué otros proyectos tienen pensados?

Este año empezamos un primer curso de lengua de señas para público en general que es básico. Para quienes estén interesados en establecer una pequeña conversación con una persona sorda. También tenemos programada una capacitación específica para comercios. Sería bueno que todos lo aprendan lengua de señas aunque sea para poder atender a una persona sorda que va a comprar. 

– ¿Tienen algún convenio para que las personas que terminan el secundario puedan tener un empleo?

Es la primera vez que tenemos alumnos de edad avanzada. Estamos trabajando en eso. Gracias a una profesora de la UTN (Universidad Tecnológica Nacional) van a empezar un curso de manipulación de alimentos. Van a obtener el título de esa universidad. La idea es lograr algún convenio con un comercio gastronómico para que puedan hacer la continuidad laboral.

Escuchá la entrevista completa en Spotify:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.