La medida de fuerza fue llevada a cabo por los delegados del gremio mercantil este viernes en las diferentes bocas de ventas de la empresa que tiene sueldos adeudados con sus trabajadores.

Este conflicto salarial viene desde hace varios meses dónde hubieron diferentes asambleas y audiencias al Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.La deuda supera en casos los $150.000 a cada trabajador los cuales son alrededor de 30 los afectados.

Una de las delegadas, Celeste Iglesias, sostuvo que está decisión fue tomada en conjunto con el gremio y de esa manera tomaron los diferentes locales por unas horas para seguir haciendo visible sus reclamos.

En ese sentido, afirmó que desde septiembre del 2019 vienen teniendo un atraso salarial, el no pago de obras sociales ni de aportes jubilatorios e incumplimiento de paritarias.

Para finalizar dejo en claro que está situación no da para más y que hay compañeros que están de licencia por la pandemia del Covid-19 y que desde noviembre del año pasado no cobran un centavo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.