Entrevistamos a Lorena Airoldi, Directora de la Escuela de Enseñanza Secundaria N°34 del Partido de General Pueyrredon para conversar sobre el cierre del ciclo lectivo del año 2020.

—¿Cómo se dio el cierre del ciclo 2020 y cómo fue la colación que realizaron con el último año de colegio?

Para la colación tuvimos que seguir una serie de protocolos, primero tuvimos una serie de encuentros presenciales con sexto de una vez por semana en este último período y un cierre donde se tuvo que presentar un proyecto de cómo iba a ser en el acto de colación, cuidando todo el protocolo sanitario que hay que seguir. Tuvimos que presentar el proyecto de acuerdo a la cantidad de metros cuadrados, la cantidad de personas que iban a estar y cómo se tenía que cumplir el protocolo. Lo lo lindo fue que nos dieron la posibilidad, creo que eso estuvo buenísimo especialmente para los chicos de sexto año.

El cierre y el acto de colación lo hicimos en el día de ayer en la escuela con la ayuda de todo el equipo, pero principalmente de la preceptora de 6º año que estuvo preparando toda la ornamentación. También con un grupo de profesores hicimos una recaudación para hacerles un obsequio, con unos panes dulces artesanales y un mimo para la familia con un regalo especial. En total egresaron 13, de los cuales ayer fueron 8. Estuvo muy emotivo y todos estaban muy conmovidos, no sólo por todo este año que creo que en marzo cuando salió la primera disposición todos pensábamos que eran unas mini vacaciones de 15 días, creo que nadie se imaginó todo esto que atravesamos, el reinventarnos, el crear recursos, aprender sobre tecnología.

—¿Qué es lo que se te sumó con la virtualidad y cómo lo proyectás para el inicio del ciclo 2021?

Lo que se me sumó con la virtualidad es la dificultad de nuestra comunidad para tener continuidad, debido a la parte económica y en la parte de que por ahí muchas familias contaban con un celular para todas las familias y no podíamos tener en el uno a uno que tenemos en la escuela tampoco. Si hubiésemos contado con internet libre, con un montón de cosas que nos trabaron, quizás hoy la realidad sería otra en cuanto a las trayectorias educativas de estos chicos. No es lo mismo la pandemia de gente que la atravesó con recursos tecnológicos y con trabajo, que gente que la pasó feo, que no pudo salir a trabajar y con necesidades extremas. Entonces creo que ese punto de encuentro fue el que se nos dificultó.

En una sociedad en donde no hay igualdad de oportunidades muchas veces lo que notaba y lo que preocupa es cuando el docente se pone en esta posición «pero no hicieron nada» Hay que ver la realidad de esa familia, el acompañamiento, las oportunidades, hasta la casa en donde vive y si tiene una mesa para poder sentarse. Entonces todo eso me parece que uno no lo puede manejar.

—¿Cómo pensás el inicio del ciclo lectivo para el 2021?

Creo que todos estamos esperando volver a la presencialidad con unas ansias impresionante. Este año nos ha puesto a prueba en muchísimos aspectos, creo que todos necesitamos volver, el tema es ver la situación sanitaria a marzo 2021 que me preocupa un poco. Uno está viendo una confianza por demás y todavía estamos sin vacuna y en un proceso en donde no hay que bajar la guardia o las cosas se van a complicar.

Lo que sí creo que dejé en claro a los alumnos es que todavía estamos con los informes y los profes están trabajando en el cierre de notas. Creo que lo mejor que pudimos obtener de todo esto es aprender a sistematizar cosas para trabajar y eso que logramos lo vamos a retomar en febrero del 2021 y vamos a saber mejor el recorrido de alumno.

—¿Crees que este mayor trabajo y esfuerzo de los educadores no viene retribuido en el sueldo?

Lo que yo siento es que el desafío del profe este año fue impresionante, una cosa es manejar un grupo de treinta en dos horas semanales pero esto ha puesto sobre los docentes una carga impresionante porque no es lo mismo tener treinta en dos horas que 300 alumnos las 24 horas. Fue un año complicado para todos, lo que rescato es que se ha priorizado siempre el vínculo, pero también hay muchas cosas para mejorar y a mi me encantaría que nos hagan más partícipes porque hay muy buenas ideas en la escuela.

Volviendo al tema de los docentes, no, no está bien remunerado, pero no bien remunerado ahora por el trabajo en pandemia, no bien remunerado porque el educador debería tener otra escala. Estamos formando a los futuros ciudadanos que se van a dedicar a todas las carreras del día de mañana, por eso muchas me enojo para adentro porque muchos docentes no se dan cuenta de la responsabilidad que tenemos al estar enfrente de un grupo formando chicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.