El Observatorio de Argentinos por la Educación realizó un informe llamado “Acceso y oferta de jardines de infantes”, el cual analiza la evolución de esos aspectos en salas de 3, 4 y 5 años desde 2004 hasta 2020. En dicho período, la sala de 4 tuvo un crecimiento de 33,4 puntos porcentuales.

A pesar de que el acceso al jardín de infantes creció en los últimos años, desde el Observatorio señalan que “aún falta avanzar en sala de 4 y, especialmente, en sala de 3”. En 2020, Argentina tuvo una cobertura del 98,1% en sala de 5, que se encuentra universalizada hace más de 14 años. Por su parte, la sala de 4 presentó una cobertura del 89,1%: creció 33,4 puntos porcentuales desde 2006 y la sala de 3 tuvo una cobertura del 42,3%.

El informe “Acceso y oferta de jardines de infantes”, con autoría de Melina Furman (UdeSA), Martín Nistal y Eugenia Orlicki (Observatorio de Argentinos por la Educación), analiza la evolución de las salas de 3, 4 y 5 años desde 2004 hasta 2020. La cobertura se mide observando qué porcentaje de los estudiantes de primer grado en 2020 asistieron previamente a las salas de 3, 4 y 5.

Si bien en el país la sala de 3 no es obligatoria, la Ley N° 27.045 de 2014 establece que los gobiernos deben garantizar su universalización, es decir, que haya acceso para toda la población que lo demande. Mientras que la sala de 5 es obligatoria desde 1993 y la sala de 4 desde 2014.

sala de 4

Si se analiza por nivel socioeconómico, en el quintil de menores ingresos, el 90% de los niños de 4 y 5 años está matriculado en el jardín, mientras que la cifra asciende al 99% en el quintil de mayores ingresos -en 2004, las cifras eran 63% y 89%, respectivamente-. Por lo tanto, la cobertura de las salas obligatorias, “se universalizó para los niños de mayores ingresos, pero no para los de hogares más pobres”.

sala de 4

La oferta de secciones -salas- tuvo un fuerte crecimiento entre 2004 y 2020 en sala de 3 y 4, y en menor medida en sala de 5. En sala de 4, las secciones aumentaron un 90% y en sala de 3 crecieron un 83%. Mientras que en sala de 5, que ya tenía altos niveles de cobertura, las secciones crecieron un 12%.

“Dada la importancia enorme que tiene la asistencia de los niños y niñas al nivel inicial, haber alcanzado y sostenido la universalización de la sala de 5 años y estar cerca de hacerlo en la sala de 4 es un dato sumamente alentador. El informe muestra que este aumento del acceso está relacionado con un aumento de la oferta, es decir, cuando se abre una sala o jardín, estos se llenan. Esto nos habla de la necesidad de aumentar la cantidad de salas de 3 años en todo el país, que aún no son obligatorias”, afirmó Melina Furman, coautora del informe.

El 76% de los jardines de infantes son de gestión estatal, mientras que el 24% son de gestión privada. Sin embargo, la proporción de oferta estatal y privada varía según las salas: en sala de 5, el 72,2% de las secciones son gestión estatal, pero la cifra desciende al 69,7% en sala de 4 y al 56,6% en sala de 3.

sala de 4

Por otro lado, Gabriela Fairstein, docente e investigadora de la Universidad de Buenos Aires y de FLACSO, señaló: “El informe abre el interrogante por la situación del jardín maternal -para menores de 3 años-, donde el crecimiento es más lento y la oferta es escasa, fragmentada y desigual”.

Carolina Snaider, doctoranda en Educación por la Universidad de Columbia, resaltó la necesidad de atender a las desigualdades socioeconómicas: “Los niños más privilegiados aún tienen más probabilidades de asistir al jardín de infantes en comparación con aquellos provenientes de sectores más desfavorecidos”.

Accedé al informe completo: “Acceso y oferta de jardines de infantes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.