Frente a la decisión del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de comenzar un plan de “presencialidad plena” en las escuelas de la Ciudad, que implica terminar con el sistema de burbujas dentro del aula, el ministro de Educación nacional se manifestó en contra de la medida.

A partir del 4 de agosto los estudiantes de nivel secundario de la Ciudad volverán a la presencialidad, con un sistema de burbujas que se formarán con el curso completo, y que luego se extenderá a todos los niveles. Sobre esto, Nicolas Trotta expresó: “Es una medida incomprensible que puede ser un riesgo para los alumnos ya que no podrán mantener dentro del aula el distanciamiento recomendado para evitar contagios de coronavirus”.

Además, sostuvo que hay “una norma vigente aprobada por todas las jurisdicciones, que implica sostener todavía todos los cuidados” porque “los especialistas siguen planteando la necesidad de sostener ventilación cruzada, distanciamiento dentro del aula, uso de tapaboca”, y el resto de las medidas presentes en los protocolos.

«Si no se mantiene la distancia, la Ciudad estaría incumpliendo la norma que el propio Gobierno porteño ha firmado en el Consejo Federal”, sentenció el jefe de la cartera educativa. Y añadió:  «El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, debería explicarle a la ciudadanía en general si no está poniendo en riesgo lo logrado y si están equivocados el resto de los especialistas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.