El Ministerio de Educación nacional propuso a los gremios docentes y no docentes redistribuir el aumento del 28% en junio y julio, con un 16 y un 12 por ciento respectivamente, además de establecer una revisión en agosto.

Durante la reunión, que contó con la presencia del ministro de Educación nacional, Jaime Perczyk, y el secretario de Políticas Universitarias, Oscar Alpa, se propuso redistribuir el 28% acordado anteriormente entre junio -con un 16%- y julio -con un 12%-, además de adelantar la revisión para agosto.

Desde la Federación Argentina del Trabajador de las Universidades Nacionales (Fatun), que representa a los no docentes, aceptaron la oferta porque “respeta el acuerdo de que los salarios se mantengan por encima de la evolución del índice inflacionario” y “el impacto real de aumento en el aguinaldo de junio es del 32%”.

Por su parte, la mayoría de los sindicatos docentes universitarios -Conadu, Conadu Histórica, Fedun, Fagdut, UDA y Ctera- mostraron aceptación ante la oferta, por lo que se estableció un plazo máximo de respuesta por parte de los gremios hasta el lunes 13.

Al respecto, desde la Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu), que cuenta con la mayor representación gremial, expresaron que la propuesta “va en sentido de lo reclamado” porque “aumenta la cuota correspondiente al mes de junio de manera de alcanzar un incremento salarial que, sumado al de marzo, se pone a la altura de la inflación del primer semestre”.

Por otro lado, el jefe de la cartera educativa nacional expresó: “Sabemos que nuestra gente tiene dificultades. Somos parte de un proyecto político que representa a los trabajadores, a los más humildes, a los más pobres, a los jubilados, a las niñas y a los niños. Tenemos una propuesta, que es que las y los trabajadores no solo no pierdan frente a la inflación, sino que además recuperen poder adquisitivo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.