Entrevistamos a Enrique Romanin, secretario adjunto de ADUM, para hablar sobre el impacto del impuesto a las ganancias en los sueldos docentes de la universidad.

—¿Por qué creés que la situación económica actual está impactando fuertemente en el sector universitario?

Hemos detectado una gran cantidad de docentes que en este sueldo de mayo todavía han recibido un ajuste por parte de lo que es el ajuste anual, que los sitúa pagando montos exorbitantes. Hemos detectado docentes que han tributado $30.000 de ganancia. Mas grave es aún para aquellos que son investigadores del CONICET, donde todavía no está claro cómo es la adecuación del proyecto de ley 2628, que es el modifica el impuesto a la ganancia. Hemos encontrado a una docente de humanidades que tenía un descuento de $60.000 en su salario.

Entonces si uno mira y dice bueno, los docentes en el mes de mayo todavía no han visto esas promesas que han sido transmutadas en leyes, que se supone iban a mejorar su condición general y se encuentran que perciben todavía un descuento muy grande por ganancias y en un contexto donde además no van viendo que las chances de mejorar su salario en las paritarias docentes estén a la altura de las expectativas que tienen.

Me hago una pregunta muy sencilla: ¿Cuánto es lo que los docentes pueden aceptar en una negociación paritaria para encontrarse satisfechos? Yo creo que ese número en la medida que el tiempo pasa y no hay resoluciones favorables, va creciendo.

«En la imagen, compartimos la carta abierta de la CONADU al Sr. Presidente de la Nación, Alberto Fernández.» ADUM – Agremiación Docente Universitaria Marplatense

—Respecto del impuesto a la ganancia. ¿Ustedes tuvieron alguna aclaración de por qué se le aplicaron estas retenciones a algunos trabajadores?

Eso está en curso, porque los docentes cobraron el sueldo el primero de mayo y recién los recibos de sueldo los tuvieron el día dos. Nosotros ayer empezamos a recibir reclamos de distintos colegas donde empezamos a ver algunas situaciones extrañas. La idea nuestra es acumular algunos casos, estudiarlos, antes de ir a los empleadores a hacerles una manifestación general, queremos ver la magnitud de lo que estamos encontrando.

En los próximos días vamos a estar comunicándonos con el secretario y subsecretario de finanzas de la universidad para manifestarle nuestra preocupación acerca de cómo está operando la ley 2628, para ver cuánto de esto la universidad puso en marcha y cómo van a ser los meses siguientes. Es necesario no sólo lo que está pasando hoy sino tratar de entender cómo se va a ir comportando el salario docente en cuanto al impuesto a la ganancia en los próximos meses.

Si todo fuera como debería ser, lo lógico es que a partir del mes próximo podamos empezar a ver que esto del aumento de aquellos que cobran en bruto menos de $150.000, empiecen a recibir también un reintegro por el ajuste que tuvieron desde enero hasta por lo menos marzo. Pero no sabemos muy todavía como va a ir operando esto, tiene  que haber una reglamentación del AFIP que ordene esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.