El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, participó de una reunión solicitada por familias de la comunidad educativa de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), quienes declararon haber sufrido sanciones frente a la decisión de no enviar a sus hijas e hijos a clases presenciales.

Desde la Secretaría de Derechos Humanos, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, se relevó que las autoridades de la Ciudad aplicaron medidas punitivas y sancionatorias a las familias que decidieron no enviar a clases presenciales a sus hijos, tales como la notificación de quita de vacante, cómputo de inasistencias, y falta de educación virtual. “Quienes no asisten, no acceden a la educación a distancia como herramienta de presión hacia las familias y hacia los directivos de las instituciones”, expresaron los padres que participaron de la reunión.

“Ampliaron la grieta entre las familias mismas, entre quienes tenemos temor de mandar a nuestras hijas e hijos y quienes quieren sostener la concurrencia aún en este contexto”, declararon. Esta situación se suma a las demandas por mayores insumos, ya que las escuelas “no cuentan con los elementos básicos para garantizar condiciones de higiene; los bolsones de comida llegan en muy mal estado y se entregan tras largas filas”.

Además, las familias expresaron no tener canales de comunicación con las autoridades de educación porteñas y solicitaron que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, convoque a una mesa de diálogo: “Necesitamos que el Gobierno de la Ciudad nos escuche”.

En este sentido, el titular de la cartera educativa nacional explicó: “He sido y sigo siendo un defensor incansable de la presencialidad en las escuelas, pero con normas sanitarias y epidemiológicas claras que preserven la salud”. Y añadió: “Vamos a convocar una nueva reunión del Consejo Federal de Educación para abordar las problemáticas aquí planteadas, junto a las ministras y ministros de las 24 jurisdicciones porque a la educación se la prioriza con consensos e inversión”.

El encuentro, que se desarrolló de manera virtual, contó con la participación de Mariano Przybylski, director nacional de Políticas contra la Violencia Institucional de la Secretaría de DD. HH. Asistieron a la convocatoria las diputadas nacionales por CABA, Gisela Marziotta y Paula Penacca; la legisladora de CABA, Lorena Pokoik; y el legislador de CABA, Santiago Roberto; y diversos colectivos de la comunidad educativa: La vacante es un derecho, Familias del Mariano Acosta, Cooperadores escolares, Escuela 6 DE 16 Luis Pasteur, Familias por la escuela pública, Familias por el Retorno Seguro, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.