La Agremiación Docente Universitaria Marplatense (Adum) resolvió coordinar con el Frente de Asociaciones de Base de Conadu, y asociaciones de otras Federaciones, un plan de lucha que se intensificará “a principios de octubre”, en reclamo del acuerdo firmado y aumentos salariales “que le ganen a la inflación”.

Durante la reunión de Mesa Ejecutiva y Cuerpo de Delegados realizada el pasado jueves, desde Adum definieron coordinar con el Frente de Asociaciones de Base de Conadu (FAB) -integrado por 14 asociaciones- un plan de lucha que se mantendrá hasta mediados de octubre, con el fin de “reclamar que los salarios realmente le ganen a la inflación y para denunciar la modalidad de firma inconsulta que realizó la Conadu”.

Las acciones gremiales definidas, que fueron previamente consultadas por el sindicato, son jornadas de protesta, clases públicas y paros rotativos, los cuales se intensificarán “a principios de octubre”. Además, desde Adum informaron que el próximo miércoles se realizará la reunión del FAB para coordinar acciones en común con asociaciones de base de la Conadu Histórica. “En caso de que se resuelva hacer paros, los mismos serán posteriores al 2 de septiembre”, aseguraron.

Conadu rechazó el “recorte presupuestario en Educación”

Por su parte, a través de un comunicado, desde la Conadu hablaron sobre la Decisión Administrativa N° 826/22, publicada en el Boletín Oficial el 22 de agosto, “por la cual se autoriza una reducción de la inversión pública por 210 mil millones de pesos en el gasto previsto en el presupuesto nacional”. Si bien dicho recorte no afecta lo destinado a las Universidades públicas, afecta al Ministerio de Educación: “Reduce en 50 mil millones las partidas previstas para el Programa Conectar Igualdad, para el fortalecimiento edilicio de Jardines Infantiles, y para infraestructura y equipamiento”.

Por lo tanto, desde la Federación advirtieron que “la decisión de reducir el presupuesto educativo es contradictoria con el compromiso de fortalecer la educación pública, y de revertir en esta etapa el desfinanciamiento que se produjo en los años del gobierno de Mauricio Macri”. En esa línea, manifestaron: “Que la deuda la paguen los que la fugaron. La educación no es un gasto, es una prioridad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.