El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, presentó el pasado miércoles un programa que consiste en acompañar a aquellos estudiantes de los 135 municipios, que perdieron la continuidad pedagógica, mediante visitas domiciliarias.

Para llevar a cabo este programa de acompañamiento a las trayectorias y la revinculación (ATR), se aplicarán protocolos sanitarios de estricto cumplimiento, y se contará con la participación de 11 mil docentes suplentes y 35 mil estudiantes en formación, que se encuentren en tercer y cuarto año de sus carreras en los Institutos Superiores de Formación Docente.

Ellos tendrán a su cargo a seis estudiantes, y deberán visitar dos veces por semana a cada uno para realizar un seguimiento de las tareas, que estarán a cargo del docente de cada curso.

Los docentes en formación podrán sumarse a través de una convocatoria abierta, que comenzó el día de ayer, teniendo la posibilidad de acreditar su participación como una práctica pre profesional, y además recibirán una beca de 8 mil pesos. Este último punto, implica una inversión de 340 millones de pesos mensuales, que se suman a los 300 millones que estarán destinados a los profesores, maestros y maestras suplentes.

Con respecto a esto, Kicillof declaró que “no funciona llevar a chicos a las escuelas o a las plazas en zonas de alta circulación del virus”, y agregó: “Hay que ir a buscar a los que perdieron la continuidad pedagógica y llevarles la escuela a sus casas”.

Según las estadísticas brindadas por el Gobierno, 9 de cada 10 estudiantes mantuvieron contacto con sus escuelas, por lo tanto, el objetivo es ayudar a unos 279 mil alumnos y alumnas que contaron con una baja o nula devolución de sus tareas, y a otros que perdieron el vínculo por completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.