Entrevistamos a Carla Mancuso, Secretaria Gremial de SADOP Mar del Plata, para conocer sobre la situación actual de las escuelas, que continúan sus clases presenciales a pesar del aumento de casos de COVID-19 en todo el país.

—¿Cómo es el resultado del monitoreo realizado en las escuelas para verificar el cumplimiento del Plan Jurisdiccional de Regreso Seguro a Clases?

Desde SADOP provincia de Buenos Aires, se está haciendo un monitoreo en todas las escuelas de gestión privada, los hacemos nosotros como comisiones directivas. Hoy por hoy a nosotros nos rige un plan jurisdiccional que habla de cómo deben ser los protocolos que se deben aplicar en las escuelas. Las escuelas los están aplicando, están haciendo en muchos casos burbujas semanales, se están respetando los protocolos, la verdad es que creemos que se está haciendo un buen trabajo.

Si bien no podemos desconocer lo que está pasando a nivel país, de que estamos por comenzar la segunda ola y que tenemos que cuidarnos mucho más por nuevas medidas sanitarias que se están tomando, no tenemos en la ciudad de Mar del Plata casos de contagio dentro de la comunidad escolar.

Lo que hoy nos preocupa mucho, es que hay escuelas en Mar del Plata de gestión privada que están pretendiendo ampliar la franja horaria. Nosotros sabemos que según el plan jurisdiccional los alumnos pueden estar en la escuela cuatro horas, normalmente antes de la pandemia había escuela que hacían extensión horaria. En este punto SADOP ha hecho las denuncias correspondientes tanto en DIEGEP y si es necesario haremos las audiencias a las inspecciones con el ministerio de trabajo.

—Desde el SADOP daban a conocer un comunicado sobre la preocupación de la presencialidad en las escuelas. ¿Todavía hay margen para sostener este ritmo de trabajo?

Si, creemos que todavía hoy por hoy y con el monitoreo que estamos haciendo, que las escuelas en la ciudad de Mar del Plata están cuidando los protocolos. Lo que creemos es que hay que intensificarlos, hay que trabajar para concientizar más al respecto, no puede ser que un empleador porque quiera amplíe la franja horaria. Tenemos que estar con la mirada sobre estas cuestiones para que se sigan respetando, porque es ahí donde se va a generar el desborde.

En cuanto a la presencialidad de las clases, siempre desde SADOP a nivel nacional y provincial, hemos mencionado la importancia de mantener la coherencia de lo que dice el Ministerio de la Salud y el Ministerio de Educación. Mientras ellos sigan con este panorama que están plateando hoy con una presencialidad cuidada con protocolos, la situación va a andar bien. Obviamente sin desconocer que a veces los casos se generan fuera de la escuela y los niños y los trabajadores pueden llevar el contagio a la escuela.

—¿Tienen algún tipo de relevamiento sobre los niveles de estrés que están generando estas nuevas disposiciones de un trabajo hibrido entre lo presencial y lo virtual?

Acá hay dos puntos diferentes, uno es lo que son los dispensados propiamente dicho y otro lo que es esta variación de trabajo virtual y presencial. Hoy por hoy se debe priorizar el trabajo presencial en las escuelas, y está bueno remarcar esto en el ámbito privado ya que muchas veces quieren que excedamos nuestra cantidad de trabajo y nuestro tiempo de trabajo. Lo que es el trabajo virtual y el trabajo presencial, ambos deben estar dentro de nuestro horario escolar. Es verdad que hay un nivel de estrés muy alto, hay escuelas que exigen que el trabajador esté en la escuela y después en casa en la parte virtual, en eso también estamos trabajando mucho con SADOP y los delegados en cada escuela.

Sabemos que hoy están dispensados las docentes embarazadas, mayores de 60 años y quienes son grupos de riesgo. Nosotros tenemos la resolución 90/2020 que está dictaminada por la jefatura de gabinete de la provincia de Buenos Aires que está en absoluta vigencia, esto quiere decir que los dispensados no pueden ser convocados a trabajar presencialmente. Sin embargo surgió una resolución a nivel nacional que convoca a las personas dispensadas que han sido a vacunadas a la presencialidad en sus trabajos. Esto no está vigente en la docencia, lamentablemente ya hay empleadores que agarrándose de esta situación les están diciendo a los docentes que tienen que trabajar igual y no es así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.