Entrevistamos a Gabriela Exilart, para conocer sobre la presentación de su última publicación literaria, un cuento que grafica momentos históricos de la Guerra Civil Española.

—¿Cómo nace esta serie de novelas que estás publicando? ¿De qué tratan?

Esta es la octava novela que publico, en general todas mis novelas tienen una base histórica, así que la trama va enlazada a un suceso real. Si bien la historia y los personajes en su gran mayoría suelen ser ficción hay un desencadenante que es un hecho histórico.

Secretos al Alba es una novela que tiene apenas un mes de vida, está relacionada con una de mis novelas anteriores que fue en La arena del Tifón, en esta novela yo abordé el tema de la guerra civil española y cuando la terminé de escribir había muchos temas que no había podido contar. Había un enigma con uno de los personajes principales y cuando terminé de escribirla sentí que había mucho más para contar sobre la guerra civil española y ese personaje me servía como para una nueva historia.

Entonces en Secretos al Alba los protagonistas son los hijos de la guerra civil española, los jóvenes que nacieron durante la guerra y esta novela transcurre en 1956 en épocas de posguerra, en otra parte de España. Y lo que se viene a desentrañar son muchos secretos ocultos por las propias familias, por las cosas dolorosas que pasaron en la guerra y estos hijos de la guerra van a averiguar la identidad en todo ese pasado. Por medio del flashback narrativo se vuelve a los escenarios de la guerra, se vuelve a los campos de concentración y ellos van a descubrir sus familias pasaron cosas que no les habían contado.

—¿Por qué encontraste en la guerra civil española tu trama de redacción?

Ya había explorado varios sucesos argentinos, entonces como que quería cambiar un poco de aire. Como mi mamá es española y mis abuelos también, hay una gran historia oculta ahí también porque se perdieron los vínculos, mis abuelos ya no están entonces uno no tiene de dónde averiguar. Yo quise de alguna manera reconstruir este pasado en cuanto a la guerra, era una manera también de entender de aquello que hablaba mi abuela cuando era chica

—¿Qué fuiste descubriendo a lo largo de esta historia?

Aprendí un montón, mi base no es la historia, yo soy abogada entonces aprendí mucho la historia de la guerra, algo que nunca había entendido demasiado. Viajé muchísimo con mi mente y con google, con fotos, recorrí  pueblos, paisajes, costumbres y culturas de la época. 

Y también entendí un poco a mi abuela en sus relatos, el hambre, la pobreza, el desgarro familiar con la guerra. Y descubrí que con las palabras uno puede crear mundos impresionantes, sumergirse en ellos y creerse que estás allá dentro. Yo todo lo que escribo lo vivo entonces para mí la palabra es una herramienta maravillosa que nunca deja de sorprenderme.

—Entre las historias que escribiste una es la revolución del parque ¿Qué te llevó a analizar esta situación?

La revolución del parque también era un hecho desconocido para mi, yo soy de escuchar mucho la radio y escuché por este medio a un historiador hablando de la revolución del parque porque era el aniversario. Entonces yo me enganché mucho lo que le estaba contando y me pareció interesante, entonces cuando llegué a mi casa dije “este es un terreno que quiero explorar y así fue como escribí Tormentas del Pasado.

Es una novela que me dio muchas satisfacciones, tuvo tanto éxito que fue la que me abrió las puertas a la publicación, a que yo pudiera desde 2012 publicar una novela por año, lo cual no es fácil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.