El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) anunció el nuevo protocolo para el ciclo lectivo 2022, que comenzará el 21 de febrero para el nivel primario y el 2 de marzo para el secundario, y funcionará sin burbujas, sin aislamiento de contactos estrechos, ni pase sanitario.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, la ministra de Educación, Soledad Acuña, y su par de Salud, Fernán Quirós, estuvieron a cargo del anuncio. Los funcionarios reiteraron que no se pedirá pase sanitario en ninguna escuela y explicaron que la situación sanitaria actual permite avanzar en mayor normalidad escolar.

“Necesitamos que las escuelas vayan volviendo a la normalidad. Hace dos años que los chicos no comparten recreo con chicos de otros cursos, necesitan rutinas estables y un contacto normal y fluido con sus docentes y compañeros. En ninguna escuela se va a pedir pase sanitario y se van a eliminar las burbujas”, remarcó Rodríguez Larreta.

Si bien hasta diciembre cada aula funcionaba sin contacto con las demás, a partir de este ciclo lectivo “todos los espacios de interacción de los chicos van a ser libres”, por lo tanto, se eliminará el aislamiento por contacto estrecho. Frente a un caso positivo, se le dará avisó a las familias para que puedan advertir en caso de que un estudiante presente síntomas compatibles con Covid-19.

En cuanto al uso de barbijo, será obligatorio dentro del aula a partir de cuarto grado. A su vez, los protocolos se adaptarán a esta nueva etapa de la pandemia: dejará de ser obligatoria la demarcación del sentido de circulación en los pasillos; el ingreso escalonado al inicio de la jornada; las burbujas en los recreos; y los turnos en el comedor.

Rodríguez Larreta manifestó que para flexibilizar los protocolos se analizaron distintos factores epidemiológicos. Por un lado, el descenso del 51% en la curva de contagios, con respecto al promedio de la semana pasada. Por otro lado, la ocupación del 21,5% en las camas de terapia intensiva.

Del mismo modo, los funcionarios celebraron el avance en la vacunación. Más del 93% de los porteños tienen al menos una dosis, el 89% tiene la segunda dosis y el 47% cuenta con la dosis de refuerzo. En la comunidad educativa también hay una alta cobertura: el 93% de los docentes ya completó el esquema de inmunización y el 65% se aplicó la dosis de refuerzo.

Entre los estudiantes, los adolescentes de 12 a 17 años, el 85% (201.655) tiene la primera dosis y el 78% (184.241) ya cuenta con las dos dosis. Mientras que entre los niños de entre 3 y 11 años, el 68% (248.084) recibió la primera dosis y el 54% (196.785) ya cuenta con las dos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.