La Justicia rechazó el recurso de amparo del Instituto Einstein

Luego de que los representantes legales del Instituto Albert Einstein presentaran un recurso de amparo para reanudar la clases presenciales dentro del establecimiento, el juez Civil y Comercial, Maximiliano Colángelo, quien estaba a cargo del pedido, lo rechazó.

En su resolución, el magistrado señaló que en la presentación judicial “no hay una sola referencia al estado actual del nivel de contagios en esta ciudad”, ya que desde el establecimiento educativo sólo mencionaron la existencia de 30 casos de COVID-19 dentro de la institución, algo que no se refleja en la cantidad de casos que está atravesando Mar del Plata por la segunda ola de la pandemia.

Colángelo consideró que sobreponer la situación particular a la que atraviesa “toda una comunidad es no comprender la magnitud de la emergencia, las características de la pandemia, la existencia de circulación del virus”. El juez consideró que si bien “nadie puede pensar que la virtualidad tenga el mismo estándar de calidad que la presencialidad”, en la presentación no se menciona claramente cuál es la afectación que genera al colegio la suspensión de las clases presenciales.

Otro de los argumentos emitidos por el juez fue que “quienes nos gobiernan cuentan con más información, recursos y conocimientos para tomar decisiones”, y utilizó una cita del doctor Ricardo Lorenzetti en la causa del Gobierno de la Ciudad contra el Estado Nacional: “La magistratura carece de información suficiente para decidir sobre cuestiones vinculadas a la salud pública”.

Finalmente, Colángelo señaló que “el énfasis del daño alegado en la demanda está puesto desde la exclusiva perspectiva de los alumnos” por lo que “esa dirección debilita la verosimilitud del derecho del accionante, desde que no se ha mencionado claramente cuál es la afectación concreta en que se encuentra el justiciable”.

En relación a lo sucedido en Mar del Plata, el secretario ejecutivo de la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia de Buenos Aires (Aiepba), Martín Zurita, sostuvo: “Había un compromiso nacional que la educación iba a ser la última actividad en cerrar y eso cambió”, y añadió: “La educación no se debe judicializar”.

Este hecho también se repitió en la Corte Suprema de la Provincia, donde se rechazó un amparo presentado por padres de San Isidro para que se retomen las clases presenciales en todos los distritos bonaerenses que se encuentran bajo la modalidad virtual. Sin embargo, desde el municipio de San Isidro, así como también el de Vicente López, gobernados por Juntos por el Cambio, también recurrieron a la Justicia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *