Entrevistamos a los candidatos de la lista de Transformación Universitaria, Alfredo Lazzeretti, candidato y actual rector de la Universidad Nacional de Mar del plata y Silvia Berardo, candidata a vicerrectora y actual vicedecana de la Facultad de Derecho.

—¿Qué generó en la gestión la decisión que se produce entre el rector y el vicerrector de competir en estas elecciones?

Alfredo: Es una situación bastante particular, yo creo que no hay nada personal, son situaciones políticas que se han dado en el seno de la universidad, alternativas de construcciones políticas diversas que han originado que el vicerrector de la universidad hoy esté encabezando una opción por otro espacio. La verdad que hemos trabajado muy bien durante todo estos tres años y medio, tengo un aprecio por Daniel, pero como profesor de esta universidad, tiene el derecho a presentarse a una elección y así lo ha creído conveniente. Nosotros seguimos en Transformación Universitaria que fue el espacio que nos permitió ganar en el 2017, por supuesto con una reconfiguración, con nuevos integrantes, creo que la presencia de la doctora Berardo en esta fórmula es el reflejo de ello así que estamos muy contentos con el espacio como está conformado y con muchas expectativas para la próxima elección.

Escuchá la entrevista completa en:

Ir a descargar

—En la presentación de esta reconfiguración de distintas identidades políticas, hacen una mención al origen reformista que tienen quienes participan de Transformación Universitaria. Y entre las propuestas señalan la autonomía de la universidad ¿Qué visión están queriendo expresar desde ese lugar?

Silvia: En nuestro espacio remarcamos mucho la idea reformista que implica tener una universidad no solamente democrática sino equitativa. Esos principios son los que han sostenido siempre el oficialismo en este caso y nosotros lo venimos para reforzar, desde ese punto de vista proclamamos el reformismo. Fundamentalmente para sostener los valores de una universidad democrática.

¿Ven en peligro la autonomía de las universidades? ¿O es simplemente un punto de partida a lo que se puede hacer desde la gestión de la universidad?

Alfredo: Nosotros nos consideramos y nos hemos criado en agrupaciones que han revindicado el movimiento reformista en 1918. En nuestra juventud la división en el seno de las universidades eran mucho más tajantes, se acusaba de que la autonomía era algo que servía para aislar a la universidad de la sociedad y alejarla de proyectos nacionales y populares. Hoy en día creo que esta discusión está saldada, estamos en otra situación muy diversa a la que había antes porque además estamos convencidos de que la autonomía tiene un rol sumamente positivo. Nace como una defensa a la injerencia de los poderes del estado en la vida universitaria pero hoy por hoy no solo que mantiene esa facultad, sino que también ha cobrado un rol de una autonomía positiva, una autonomía que le da a la universidad todos los elementos de darse sus estatutos, elegir sus autoridades, sino de vincularse fuertemente con la sociedad. Entonces nosotros revindicamos ese rol de la autonomía universitaria que va indisolublemente ligado a los órganos de cogobierno y al hecho de que las decisiones de la vida universitaria, sus orientaciones, estén decididas en el seno de la universidad pese a que la universidad como toda institución tiene un borde poroso de mucho dialogo con la sociedad y estamos muy influidos por ella. Pero en definitiva todo lo referido a la toma de decisiones debe darse en los órganos estatutarios y en total ejercicio de la autonomía universitaria que revindicamos.

—¿Cuáles considerás que son los ejes más importantes de Transformación Universitaria en estas elecciones?

Alfredo: Hemos presentado un programa que nosotros lo hemos organizado en una decena de ejes. Quiero primero plantear que lo que proponemos de alguna manera está enraizado en lo que hemos hecho estos años previamente. Yo creo que ahí está planteado con mucha claridad una universidad que tenga la posibilidad y la capacidad de dar respuestas en su oferta académica a las necesidades del medio, tanto a lo que se refiere a carreras de grado, pregrado, pero también a la carrera de posgrado para darle la posibilidad nuestros graduados de una educación permanente. También hemos subrayado a nuestra universidad pionera en todo lo que tiene que ver con la cuestión de lo que es la extensión universitaria, nosotros somos una de las pocas casas de estudio que tiene las practicas socio comunitarias como parte de muchos planes de estudio y que hace que los estudiantes tengan que hacer actividades como parte de su formación en el seno de la comunidad.

La investigación también, de qué universidad estamos hablando si no producimos conocimiento, si no trabajamos en la frontera de conocimiento y eso lo hacen nuestras investigadoras e investigadores en institutos y centros de la Universidad Nacional de Mar del Plata donde queremos que trabajen primero en una mayor conexión entre las distintas disciplinas y después con una mayor vinculación con el medio, para que lo que se estudie pueda dar respuesta para dar diagnósticos claros de lo que pasa en la sociedad. La política de bienestar que hemos llevado adelante es fundamental para asegurar la permanencia de cada vez más estudiantes y allí tenemos el optimismo de poder realizar algo que  yo me imagino que la mayoría se van a preguntar cómo puede ser que la universidad no tenga un gimnasio para que los estudiantes hagan una práctica de  deporte, así que vamos a poner en marcha un polideportivo donde está situado el Colegio Illia que va a tener la posibilidad para que sus estudiantes lo disfruten pero también los estudiantes de las distintas facultades.

Silvia: Desde lo personal me entusiasma mucho ver y comprobar el grado de gestión que ha tenido Alfredo en estos años, gestión que tiene que ver en principio con esto que estaba explicando, las impresionantes obras que se están llevando a cabo en la mayoría de las facultades de la universidad. Mi interés sería colaborar con él para continuar con estas obras que para mi son trascendentales. Después también todo el tema de la movilidad internacional de los docentes y alumnos, también es un aspecto que me gustaría ir viendo algunas estrategias para darle mayor movilidad a esto de la movilidad internacional. Después el tema de la virtualidad que es algo que no podemos abandonar, sino que hay que incorporarlo a nuestro modelo educativo porque ha traído muchas ventajas, las distancias se acortaron, los horarios dejaron de ser rígidos, todas estas bondades que nos han traído la virtualidad sería importante implementarlo definitivamente en nuestro sistema educativo. Y esto también requiere de buenas políticas, de buenas estrategias para ir incorporándolo en todas las unidades académicas de manera definitiva.

—¿Se aspira a implementar más carreras cortas con una salida laboral directa?

Alfredo: Tanto Silvia como yo venimos ambos de casas de estudios en las cuales se ha implementado tecnicaturas, carreras cortas de tres años, en el caso de la Silvia la de martillero que vamos a abrir la inscripción para el ciclo 2022 y en el caso de la Facultad de Económicas ya se han aplicado cuatro tecnicaturas. Creo que existe una demanda muy grande y muy importante de carreras cortas, los jóvenes necesitan ver una salida laboral más próxima, más cercana y a veces nuestras carreras tradicionales que tienen una duración pautada entre 5 y 6 años que se hacen en 7 u 8 a veces nos generan un horizonte muy lejano.

Nuestra función tanto de rector como vicerrector va a ser impulsar estas actividades, pero son las propias unidades académicas y las facultades las que tienen que tomar esta orientación, hacerla propia y transformarla en propuestas. Así que vamos a trabajar en estrecha relación con las distintas  casas de estudio para insistir en la necesidad de tener carreras cortas y que estén directamente vinculados con las necesidades que nos plantea la sociedad. Por eso es importante interactuar con cámaras empresarias, asociaciones civiles, escuchar lo que demanda Mar del Plata y a través de ese dialogo construir ofertas que den respuesta a esas necesidades.

Silvia: En este sentido justamente la virtualidad también es un elemento que permite que estas carreras cortas, en estas capacitaciones cortas con esta salida laboral interesante, pueda permitir que participen ciudades y localidades aledañas. Alfredo puso justamente el ejemplo de Martillero en Derecho que en su momento tuvimos que cerrarla por falta de presupuesto y que gracias a las gestiones de Alfredo la pudimos reabrir. La gente quedó bastante shockeada cuando la tuvimos que cerrar porque son carreras muy demandadas donde la gente participa por la importante salida laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *