Mónica Biasone: “estamos pensando en una producción unida a la capacitación y una capacitación para el trabajo”

Entrevistamos a Mónica Biasone, precandidata a concejala por el Frente Vamos con Vos en la lista de Acción Marplatense, para conversar sobre la educación con docentes y profesionales que integran los frentes electorales en las elecciones legislativas de este año.

—¿Por qué la elección de participar en la lista de Acción Marplatense?

Yo estoy en el frente como representante del partido socialista, hace muchos años que soy afiliada socialista y militante. Y personalmente la militancia la hice siempre en la universidad, así que creo que tenemos experiencia en educación, por un montón de cosas, hemos gestionado durante ocho años una facultad de las que tiene su impronta dentro de la universidad y creo que hemos hecho bastante bien las cosas. Entonces me parece que tengo y que tenemos como espacio político, mucho que aportar en el concejo deliberante y yo estoy muy orgullosa de que me lo hayan propuesto mis compañeros de partido.

—Te hemos escuchado hablar de producción y educación ¿Cuál es la línea que quieren trabajar desde el concejo deliberante?

Yo a veces digo que Mar de Plata tuvo dos momentos más importantes, uno en el siglo pasado cuando el socialismo la pensó como ciudad, y al pensarla como ciudad pensó en la educación municipal, hoy somos ejemplo de educación municipal en todo el país. Después sucedieron un montón de cosas y creo que el gobierno de Acción Marplatense cuando estuvo amplió esa oferta.

Hoy nuestro municipio tiene aproximadamente 84 institutos, que van desde los jardines de infantes hasta las escuelas de formación profesional. Y las escuelas de formación profesional empalman y emparentan con el trabajo, entendemos que todo el que quiere estudiar debe poder hacerlo, pero no todo el mundo quiere hacer una carrera universitaria. Nuestra ciudad que tiene una trama productiva muy interesante porque está formada por pequeñas y medianas empresas, demanda educación en oficios y la municipalidad creo que debe ampliar su oferta en educación en oficios. En base a eso deberíamos juntar la oferta y la demanda, para que muchos jóvenes, muchos emprendedores que hoy quieren iniciar su primer empleo, quieren iniciar su primera actividad económica, puedan hacerlo con una capacitación previa.

Y cuando hablamos de capacitación en oficios, estamos pensando en capacitaciones en cuestiones digitales, en economía circular, economía verde, que tal vez sean ofertas que todavía no existen en el municipio. Estamos pensando en una producción unida a la capacitación y una capacitación para el trabajo, que me parece que es lo que Mar del Plata está demandando.

Escuchá la entrevista completa en:

Ir a descargar

—¿Qué falta para que Mar del Plata sea atractiva como polo educativo?

Nosotros cuando empezamos a transitar el decanato de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, hablamos con la comunidad y cuando digo comunidad digo los graduados, los docentes, los estudiantes, los trabajadores universitarios, hicimos en ese momento lo que dimos a llamar desayunos de trabajo. Y en todos ellos surgió la demanda de carreras cortas, nosotros teníamos cuatro carreras buenísimas que las seguimos teniendo y que son nuestra nave insignia, pero los jóvenes demandaban salida laboral más rápida y empezamos a transitar ese camino. Hoy tenemos cinco tecnicaturas, la oferta académica de la facultad tanto de grado como de pregrado está compuesta por diez carreras y esto tiene que ver con la oferta educativa de la ciudad, tiene que ver con ofrecerle a las y los jóvenes una oferta más corta.

Y lo que nos falta para ser un polo educativo, tal vez estar en una mesa de educación donde todas las instituciones puedan aportar y donde todas las instituciones puedan plantear sus problemáticas y desde el municipio, crear las herramientas para difundir y para que Mar del Plata se instale en la provincia como una ciudad para la educación. Y nos falta también la instrumentación de un boleto estudiantil, que todavía a pesar de que ya está aprobada la ley en la provincia hace varios años, no se ha podido poner en práctica, ningún gobierno la ha puesto en práctica.

—¿Cómo ves la gestión de juntos por el cambio respecto de la educación?

Nosotros tenemos un proyecto de ciudad que obviamente no es este proyecto de ciudad, yo particularmente pienso que Mar del Plata se quedó paralizada y dejó de avanzar. Hubieron unos cuantos años donde un montón de cosas que se habían hecho se dejaron de hacer y fue un retroceso para la ciudad.

Para ponerte un ejemplo, estuvimos la semana pasada en el barrio centenario donde hay un polideportivo que estaba a punto de inaugurarse cuando Gustavo Pulti dejó la intendencia.  Hoy ese polo deportivo no sólo nunca se inauguró, le han sacado algunas cosas para llevar a otros lugares. Hace seis años que está allí,  tiene el techo roto por los temporales y nadie lo arregla, esa es una foto de la ciudad, de lo que podría haber sido y no se continuó.

—¿Cómo crees que desde el concejo se puede diseñar un plan para disminuir la tasa de desempleo en Mar del Plata?

Uno tiene que pensar en una ciudad como un todo, y la ciudad como un todo implica integrar a la gente e integrar a la gente es ir a preguntarle qué es lo que puede hacer, qué es lo que quiere hacer y en qué quiere capacitarse. Y se trata también de dialogar con las pequeñas y medianas empresas que son las que están en la ciudad y las que no se van a ir.

Las pequeñas y medianas empresas y de esto nosotros desde la facultad conocemos y mucho porque hemos hecho el mapa productivo con una geolocalización de todas las empresas, con la demanda laboral que tiene la ciudad de Mar del Plata en los diferentes sectores que la componen. Entonces  tenemos que juntar esa necesidad que tienen las empresas, que la mayor parte de ellas, un 90%, son pequeñas y medianas empresas. Y esas empresas que hoy cierran y que no se pueden ir de la ciudad, tenemos que hacer todo lo posible para que vuelvan a producir, porque los dueños son familias de Mar del Plata que viven en la ciudad, que tienen sus hijos en la ciudad, que han definido que es la ciudad donde quieren crecer, puedan volver a trabajar y puedan volver a abrir sus persianas. Tenemos que tener un proyecto de ciudad íntegra y ahí está muy unida y muy ligado lo que es la labor del concejo deliberante, porque las decisiones que se toman en el concejo afectan nuestra vida diaria, desde cómo mantener una plaza hasta qué herramientas podemos tener para los pequeños y medianos emprendedores.

—¿Qué evaluación hacen de las clases en este contexto de pandemia? ¿Qué proponen para ir a buscar a esos chicos y chicas que han quedado en el camino?

Otra de las cosas que sale cuando estamos recorriendo la ciudad y uno también lo ve en la universidad, es la cantidad de gente que ha quedado desconectada, pero la desigualdad se hizo mucho más patente a partir de la pandemia. Vos hablás con mamás y con papás en los barrios y dicen: “tengo tres chicos, un celular, me mandaban las tareas por whatsapp” no todo el mundo tenía conectividad y es algo que tiene que ser un derecho a esta altura de los acontecimientos.

El estado tiene que decirnos, los gobiernos provinciales, en este caso municipal en lo que compete al municipio de General Pueyrredón, quiénes son los estudiantes que estuvieron desconectados, qué materias adeudan, de qué años son y tener un dato georreferenciado incluso. Tenemos que dialogar con los docentes para ver cómo reincorporar a esos chicos al sistema educativo, porque esos conocimientos que han perdido durante un año y medio tienen que ser recuperados. Un estudiante universitario que tal vez no pudo dar una materia, es un adulto y de alguna forma podrá reconectarse, pero un chiquito de seis años, siete, tenemos que ir a buscarlos. Entonces nuestra propuesta es trabajar con los directores, con los docentes de esos colegios, para tener un panorama claro de quiénes y qué materias y a partir de allí dialogar también con ellos para poder definir esos contenidos nodales que los chicos si o si tienen que tener.

—Sobre la comisión de fondo de financiamiento educativo y las observaciones que se han hecho en los últimos años sobre que se va mucho para el salario y poco para infraestructura ¿Qué evaluación tienen de ese tema?

Primero tendré que estudiarlo en el caso de que acceda al concejo deliberante, pero la realidad es que a veces los presupuestos, como nos pasa en la universidad, se insumen mayoritariamente en el pago de salarios, esa es una realidad que uno tampoco puede desconocer. Pero tendremos que pedir más presupuesto a la provincia, aunque sea de un signo político diferente al del municipio, para que nos ayude a hacer estas cosas que estoy planteando. Así que allí estaremos, analizando el presupuesto educativo y pidiendo más subsidio y más plata para la ciudad de Mar de Plata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *