La Justicia falló en favor de una trabajadora

Como resultado de una denuncia realizada por la delegación Mar del Plata del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) a las autoridades del colegio Alejandro Fleming, que habían decidido despedir a una docente al enterarse que estaba embarazada, el Tribunal de Trabajo 3 le dio lugar al reclamo de reincorporación luego de conocer el estado de gravidez de la trabajadora.

De acuerdo con el fallo, “La situación de la trabajadora se agrava no por el despido en sí (lo que habilitaría las indemnizaciones tarifadas de la ley laboral) sino por la discriminación misma de la que fue objeto tras quedar embarazada y, como represalia de ello la empleadora decide prescindir de sus servicios; hipótesis que ya nos coloca en la configuración de un despido discriminatorio por causa de embarazo que posee una naturaleza jurídica muy diferente a la del clásico despido arbitrario”.

A partir de este, y otros argumentos, el Tribunal decidió hacer lugar a la demanda y ordenar la reincorporación de la docente a su puesto de trabajo, en las condiciones que poseía al momento de la desvinculación, más el íntegro pago de los salarios caídos desde la notificación del despido hasta la efectiva reinstalación.

Para la actual conducción de la delegación de SADOP Mar del Plata, este fallo reconoce las circunstancias que se denunciaban sobre las acciones persecutorias y discriminatorias que configuran un claro ejercicio de violencia de género contra las trabajadoras. “La indagación sobre circunstancias personales, la persecución sobre la maternidad, la obstaculización en el otorgamiento de determinadas licencias como las de cuidado, son algunas de las prácticas que los dueños de la escuela ejercen sobre sus docentes. Por eso, la nulidad del despido constituye un hecho de justicia y un precedente muy importante frente a casos similares”, señalaron.

Además, como consecuencia de las primeras acciones realizadas por SADOP, el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires había ordenado la reinstalación inmediata de la maestra despedida tomando pleno conocimiento de la ilegalidad manifiesta de los hechos denunciados. Esa medida nunca se llevó a cabo a pesar de las intimaciones que realizara el organismo luego de verificar el incumplimiento, como asimismo de la inminencia de las sanciones que tal desobediencia generarán.

Expresaron las autoridades del gremio que, “No es el primer caso en que un empleador incumple las órdenes de las autoridades, que actúa en contra de la ley. Pero lo que está claro es que desde el SADOP no van a permitir que se desconozcan los derechos laborales, con especial atención a la cuestión de género en función de las situaciones de violencia y discriminación sobre las mujeres que existen en el mundo del trabajo”, indicaron.

“Las mujeres sufrimos determinados perjuicios en el mundo laboral, como situaciones de asimetría en las condiciones de trabajo, obstáculos en el acceso y la conservación del empleo, falta de igualdad de oportunidades para la promoción profesional, acoso. La maternidad es uno de los factores que más influye en el ejercicio de este tipo de violencias”, sostuvo Adriana Donzelli, Secretaria General de SADOP y Secretaria Adjunta de la CGT Regional Mar del Plata.

“Por eso, desde el movimiento obrero la agenda de género está tomando cada vez más fuerza. Así como cobra fuerza la conciencia de las trabajadoras que organizadas gremialmente y sin miedo ni vacilaciones, decidimos poner fin a estas injusticias”, agregó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *