Entrevistamos al candidato a Consejo Escolar por el Frente de Izquierda Unidad, Rodrigo Garat, para conversar sobre la realidad educativa y las propuestas de su partido.

—¿Cómo llegás a ser candidato al Consejo Escolar?

En principio mis compañeros y compañeras me eligieron para que trate de representar el sector educativo, las listas del Frente de Izquierda de los trabajadores están compuestas a nivel, local, provincial y nacional por trabajadores y trabajadoras de distintos sectores. En mi caso soy auxiliar de educación, el año que viene voy a cumplir 10 años de estar trabajando de escuela en escuela, porque aun a la fecha no he podido tener el acceso a un cargo estable, y en este momento estoy trabajando en la Primara Nº6. Así que desde nuestro espacio creemos que tenemos para aportar no solo propuestas e ideas por la campaña en sí misma, sino que también venimos a contar las peleas y luchas que damos cotidianamente en las escuelas.

Escuchá la entrevista completa en:

Ir a descargar

—¿Querés profundizar respecto de estas luchas que mencionás?

Nosotros estamos tratando de ver cómo llevamos adelante una pelea que básicamente entendemos que es contra el recorte y el ajuste que hay en el sector educativo. Yo no quería dejar de mencionar que a la educación no la podemos pensar aislada de la situación socioeconómica del país, en donde hay un 40% de pobreza, en donde hay un casi 10% de desocupación. Y a nivel local los números son terribles también, 35% de pobreza, 13% de indigencia y detrás de estos números hay familias trabajadoras, que perdieron el laburo, que hacen changas, que trabajan de manera precarizada y que son los que mandan a sus hijos a la escuela pública todos los días, y los que trabajamos diariamente somos los que tratamos de sostener esta situación. Lo quiero mencionar porque hace algunos días la titular de la Dirección General de Escuelas, Agustina Vila, planteó que en la provincia de Buenos Aires hay alrededor de 800 mil pibes que están desvinculados de la escuela por la pandemia. Y ahí es donde nosotros decimos bueno, esta situación tiene al gobierno provincial y nacional como responsable porque si se hubiera garantizado conectividad para las familias, dispositivos para la docencia, quizás no estaríamos hablando de estos números.

Esto creemos nosotros que es a partir de opciones políticas que se toman, porque no podemos dejar de mencionar que este gobierno destinó alrededor de 4.500 millones de dólares al pago de una deuda fraudulenta al FMI, que la contrajo el gobierno anterior, y esto que parecen números abstractos tiene que ver estrictamente con la educación porque cada peso y dólar que se destina a esta deuda es un peso o dólar que no va a la educación. Y esto se traduce en cosas muy concretas, por ejemplo, el tema de la infraestructura. En mi caso llegué a la escuela y por la lluvia que hubo el lunes a la mañana se nos inundaron todas las aulas por las filtraciones de las paredes, por los techos que se caen a pedazos. El tema de los comedores que se anunció con bombos y platillos, mis compañeras me dicen: estamos dando una tarta de jamón y queso seca por pibe. Y también la enorme precarización laboral en docentes y auxiliares.

Yo en mi caso que hace casi diez años que trabajo de manera precarizada de auxiliar de educación, tengo más de 40 escuelas encima, y lo que estamos peleando este año es para que se nombren los cargos que se necesitan en las escuelas. En Mar del Plata se necesitan 800 cargos auxiliares, esto implicaría que si se nombran, los que hace años andan dando vuelta vamos a tener un poco de estabilidad y aquellos compañeros y compañeras que empiezan a trabajar podrían hacer suplencias y acceder a un cargo. Este es el ángulo que le queremos dar a la discusión porque ahora en las elecciones se escucha mucho hablar a los candidatos de educación, pero los que sostenemos y mantenemos la educación pública todos los días somos los que estamos tratando de atajar esta situación. Y el Frente de Izquierda de los trabajadores venimos con una serie de propuestas que queremos debatir y que son parte de las luchas que tenemos en lo cotidiano.

—¿Cómo se ve el resto de las realidades en otras escuelas? ¿Están llevando un relevamiento de todas estas situaciones?

Si, esta situación que te describo en la escuela mía es la realidad de la mayoría de las escuelas de Mar de Plata. Inclusive cuando fue el crimen social de Sandra y Rubén allá por 2018, en donde estos trabajadores de Moreno pierden la vida por una explosión de gas, la situación de infraestructura de las escuelas se puso en la mesa. En ese momento estaba trabajando en la escuela 76 y todas las escuelas aledañas empezaron a plantear todos estos problemas de infraestructura que había y al día de hoy hay. El año pasado en la pandemia donde era un buen momento para arreglar las escuelas no se hizo y en las escuelas periféricas esto se evidencia muy crudamente, con una población de pibes que ha incrementado su participación en los comedores, pibes cuyas familias, padres, madres perdieron el laburo y hoy en día lo que se está destinando es un pedazo de tarta de jamón y queso. Entonces para nosotros es fundamental que los recursos que van al pago de esta deuda ilegítima vayan a lo que es educación.

Nosotros plantamos en el Frente de Izquierda que la jornada laboral se tiene que reducir 6 días y 5 horas, con un salario igual a la canasta familiar, que está demostrado que si se aplicara en las grandes empresas generaría 900 mil puestos de trabajo. Y en educación lo que decimos es que un docente trabaje 6 horas, 4 horas en el aula y 2 en tareas pedagógicas, con un salario igual a la canasta familiar y en el sector de auxiliar que ya trabajamos 6 horas y 5 días, ganemos lo que cuesta la canasta familiar, nosotros estamos ganando $40.000 pesos por mes.

Esta situación implica una pelea cotidiana, porque se ve a candidatos del Frente de Todos, de Juntos, personajes mediáticos como Espert, Milei, ni hablar Randazzo, que atacan a los derechos de los trabajadores. Ahora salieron a decir que están en contra de lo que es el tema de la huelga, y la respuesta del Gobierno provincial a esta situación es implementar programas de precariedad laboral como el programa +ATR.

—¿Cómo te ves llevando adelante estas propuestas para que el Consejo Escolar mejore el salario real de los docentes y el personal auxiliar?

Desde el Frente de Izquierda de los trabajadores entendemos que los puestos que se consigan tanto en diputados, concejales e inclusive consejeros escolares, son puestos de lucha para tratar de coordinar con la comunidad educativa. Las peleas por salario e infraestructura se arrancan con una lucha, con la movilización, entonces ahí me parece muy importante articular con la comunidad educativa. Y quiero decir que en este momento nosotros que estamos atravesando esta situación, creemos que desde el Consejo Escolar no se están dando las respuestas necesarias. Nosotros tenemos problemas de todo tipo, cuestiones administrativas porque nos están pidiendo un montón de papeles por el puntaje, que nos quieren descontar, estamos diciendo que lo trabajado en el año 2020 se nos reconozca como puntaje.

Nosotros también tomamos como ejemplo lo que se llevó adelante en Tigre, que ahí está el Suteba multicolor, donde realizaron comisiones de seguridad e higiene, que son espacios integrados por docentes, auxiliares y comunidad educativa con derechos, en donde estos organismos controlan efectivamente lo que pasa con el presupuesto. Y una cuestión más por el tema del salario, nosotros venimos con salario a la baja porque las conducciones de los sindicatos, Suteba, ATE, han entregado nuestro salario, han firmado paritarias a la baja porque son parte del ajuste y recorte que está llevando adelate el Gobierno. Inclusive la pelea por recuperar los sindicatos es central para poder efectivamente tratar de pelear por mayor presupuesto, organización y demás.

—Además del programa + ATR, ¿existe algún otro programa que esté generando el Gobierno nacional que quizás ustedes puedan tener una visión distinta desde el frente?

Desde el Frente de Izquierda y como trabajadores de la educación, nosotros somos los que todos los días tratamos de defender la educación pública porque entendemos que es una conquista del pueblo y que hay que defenderla. Pero con respecto al programa +ATR lo que nosotros señalamos que no se dice en los grandes medios, es que esconde una peligrosa apertura a la precarización laboral. El año pasado trabajamos en el programa denominado PIEDAS, yo fui de escuela en escuela a armar bolsones, nos pagaron $10.000 por mes, no teníamos ningún derecho y en diciembre nos dejaron sin trabajo, sin ingreso, sin IOMA que es nuestra obra social. Y este programa lo que hace es que los auxiliares trabajemos los sábados por $240 la hora sin ningún tipo de derecho y el viernes, el día de cobro, este programa que viene siendo llevando adelante por docentes y auxiliares, no se cobró. Dicen que es un problema administrativo, que lo van a solucionar, pero en el marco de esta situación, no pagar lo que corresponde es tremendo.

Esto es parte de un sistema, de un problema precarizador, yo tengo compañeros auxiliares que hace dos o tres meses que no cobran, se tiene que pagar de un mes para el otro, las herramientas están, tiene que haber voluntad política.

Desde el Frente entendemos que llegando a estos espacios se van a fortalecer estas luchas, porque las va a visibilizar y por sobretodo les va a dar una perspectiva de idea, esto tiene que ser de manera organizada, como ocurrió en la escuela 38 que producto de una pelea y una movilización logran aparentemente conseguir el edificio.