Entrevistamos a Verónica Castro, consejera escolar del Partido de General Pueyrredón, para conversar sobre la apertura de los comedores escolares.

—¿De dónde nace esta propuesta de abrir los comedores escolares?

En principio mencionar que realmente nos sorprendió muchísimo las declaraciones de la presidenta del Consejo Escolar con respecto al servicio de comedor y quiero aprovechar para mencionar que para nosotros esa es una enorme alegría hoy estar pensando en la vuelta de los comedores presenciales. Después de todo el transito difícil que hemos tenido desde marzo del 2020, realmente hoy estar volviendo a una presencialidad plena y con todas las actividades incluso ampliadas, es una enorme alegría y es gracias también a las políticas de vacunación y a las políticas sanitarias que se han tomado más allá de las distintas visiones que puedan llegar a existir. La realidad es que hoy están volviendo la totalidad de las actividades casi a pleno y con aforos en otras actividades que no estaban ocurriendo.

Por otro lado también hay que destacar la política alimentaria que ha desarrollado educación a través del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, que rápidamente tuvieron que buscar la manera de adaptar el servicio alimentario escolar al contexto de pandemia. Ahí es donde ya surge una primera ampliación del servicio alimentario en el cual se triplica el presupuesto para alcanzar a niños, niñas y adolescentes a tener el modulo alimentario completo.

Escuchá la entrevista completa en:

Ir a descargar

—¿Desde marzo de 2020 hasta noviembre del presente año la provincia no discontinuó el presupuesto?

No solo eso, a mí me pareció un hecho de irresponsabilidad las declaraciones que han tenido con respecto a esta política particular, porque realmente lo que se hizo fue monumental. Y no lo digo porque soy aparte de la gestión sino porque incluso hasta nosotros mismos nos hemos sorprendidos con la dimensión de la política. Tuvo una continuidad durante todos esos meses, hubo ampliación de los montos, lo adecuaron a la inflación, no tuvo interrupción ni el receso de invierno ni en receso de verano y en esto quiero destacar fuertemente el trabajo del acompañamiento los trabajadores y trabajadoras de la educación que en principio también eran quienes se ocupaban de recibir la mercadería y los bolsones que llevaban a cada familia. En el mes de mayo hubo una ampliación de cupos muy significativa y quiero mencionar que si bien el contexto de pandemia lo requería, era una demanda histórica en el distrito.

—¿Qué menú se ofrece va a ofrecer en los comedores?

La comunicación vino acompañada de propuestas del equipo de nutricionistas del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, en la reunión que tuvimos el martes pasado donde participaron sindicatos, trabajadores y trabajadoras de la educación, el referente distrital y del ministerio, pudimos seleccionar diez menúes de los quince propuestas que nos han enviado. Y además de tener calidad y variedad de alimentos, han incorporado mucho lo que respecta a propuestas con la incorporación de verduras, proteínas y frescos que era lo que no estaban recibiendo. Y además lo han complementado con propuestas para los niveles maternales y con propuestas para aquellos niños, niñas y adolescentes que tengan alguna patología vinculada con la alimentación.

—¿El bolsón se va a entregar por última vez en el mes de octubre y en noviembre arrancarían los comedores?

Entendemos que como toda decisión que se ha tomado en estos tiempos, requiere un tiempo de transición y sobre todo en este aspecto que es tan sensible. Se va a sostener momentáneamente además del desayuno y merienda que ya se están prestando en las escuelas, el comedor presencial en las escuelas donde requieran el servicio y también el modulo alimentario. A medida que vayan  funcionando a pleno los comedores estimamos que se va a ir retirando la otra prestación, pero de momento durante el tiempo que dure la transición tenemos la garantía que el modulo alimentario se sostiene.

—¿Esto contempla el periodo de verano?

No tenemos definiciones en eso. Pero sí entendemos que se van a acompañar todos los programas que se están impulsando de manera presencial. Se han tomado muchas definiciones en este último tiempo y también eso requiere un tiempo de adaptación de las escuelas y un tiempo de gestión que a nosotros nos demanda poder pensarlo y adecuarlo al distrito. Esta semana vamos a estar evaluando también algún menú alternativo, sabemos que hay escuelas en las que en este momento no se puede elaborar por distintos motivos así que vamos a ir resolviendo eso progresivamente. También estamos evaluando alguna propuesta que sea superadora a lo que se venía haciendo para que no termine siendo la entrega de un sanguchito en la escuela, sino que sea una propuesta que sea alternativa, intermedia en lo que requiera la elaboración, pero que tenga un valor nutricional y acompañe la dieta de los niños y adolescentes.

—Algunas instituciones no están pudiendo tener la presencialidad por falta de espacio o problemas con la infraestructura. ¿Cómo entran estos temas en las discusiones del Consejo Escolar?

Cuando se tomó la determinación de la vuelta a la presencialidad tuvimos que buscar estrategias y realmente las formas de resolución y la forma de poder amplificar la capacidad de respuesta se dio en términos de acuerdos. Yo creo que cuando uno pone el eje a quién le está respondiendo, cuando toma una determinación, es difícil seguir problematizando donde no lo hay. Infraestructura es una cuenta pendiente pero no de ahora, sino de mucho tiempo en nuestro distrito y también hay que decir que se hizo muchísimo y se está invirtiendo muchísimo para poder avanzar y resolver. De hecho se han hecho muchas obras a lo largo de este año, obras que estaban solicitadas hace muchísimos años. Obviamente no es la solución y no estamos llegando a la totalidad porque es progresivo, pero sí confiamos en que hay una decisión política de acompañar fuertemente a la educación y creo que se demuestra en cada decisión de la provincia de Buenos Aires.

—¿Hay una solución posible para la Escuela Secundaria 38?

Se está evaluando una alternativa, pero no es fácil, hay mucha burocracia con respecto a todo el entorno educativo. Yo creo que estamos en una vía de trabajo y que esta preocupación que se manifiesta en las comunidades y las distintas áreas de la educación, también están en el Consejo Escolar y creo que se ha movilizado mucho este año con respecto a esa situación. Es lamentable que se haya llegado a esa instancia y creo que es parte del abandono que se venía arrastrando de un montón de cuestiones, pero se está buscando la alternativa. Lo ideal sería que ya tengamos definida la situación, pero ese camino ya está iniciado y está llevando un curso, no es que está en instancia cero como la estaba en otro momento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *