Con el objetivo de garantizar la presencialidad plena a partir de marzo, el Ministerio de Educación nacional firmó convenios con 54 instituciones universitarias, con los que se financiarán 189 readecuaciones de infraestructura presentadas en el marco de la convocatoria del Programa de Obras Complementarias.

Para llevar a cabo las obras, desde la cartera educativa se invertirán 2.500 millones de pesos, que beneficiarán a 54 universidades nacionales. «Las 189 obras apuntan a mejorar la ventilación, accesibilidad y evacuación; a adecuar las instalaciones eléctricas, de iluminación, redes informáticas, gas y sanitarias y a acondicionar los espacios exteriores para actividades académicas específicas», informaron.

En el acto estuvieron presentes los rectores de universidades participantes de la convocatoria «Obras Complementarias», la cual fue lanzada en octubre del 2021, mientras que en noviembre se realizó un taller de asesoramiento técnico para responder dudas y consultas respecto de las bases de la misma.

Al respecto, el ministro de Educación, Jaime Perczyk, destacó: «La obra pública tiene una finalidad concreta que es mejorar las condiciones de infraestructura para volver a la presencialidad plena en el mes de marzo, pero también tiene una potencialidad virtuosa que tiene que ver con la recuperación económica«.

Por su parte, el secretario de Políticas Universitarias, Oscar Alpa, aseguró que estas obras «buscan generar más y mejores oportunidades para el crecimiento de las universidades que son un pilar fundamental para el desarrollo económico y social de la Argentina. Hay que mirar hacia el futuro con una perspectiva de progreso».